Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Tras el ataque en Arabia Saudí, la USAF desplegará un sistema anti-UAVs basado en microondas

Escasamente diez días han pasado desde que se produjo el ataque contra las instalaciones petrolíferas de Aramco en Arabia Saudí y el anuncio de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos según el cual va a adquirir un revolucionario sistema anti-UAVs basado en microondas por valor de 16,8 millones de dólares. Este además va ser desplegado fuera de los Estados Unidos, donde tendrá lugar una prueba como muy tarde el 20 de diciembre de 2020.

El programa PHASER de Raytheon lleva varios años en desarrollo, con demostraciones para el Ejército de Tierra estadounidense en 2013 y para la citada Fuerza Aérea hace poco más de un año en el polígono de pruebas de White Sands donde derribó hasta 33 UAVs, algunos en grupos simultáneamente.

Sin embargo se trata de una noticia de relevancia puesto que este sistema de Raytheon emplea la tecnología de microondas o más concretamente, microondas de alta potencia (High Power Microwave o HPM). Es decir, emplea energía dirigida (DE) como los láseres, pero a diferencia de estos, el ataque sobre el UAV no se basa en el calor y posterior incendio de la aeronave, sino en la emisión de una potente onda de radiofrecuencia que sobrecarga los circuitos y por tanto deja fuera de combate los sistemas electrónicos del objetivo.

¿Cuál es la ventaja frente a un láser o cualquier sistema ya conocido?. La principal ventaja de esta tecnología es que a diferencia de un láser o un arma de fuego, no necesita hacer impacto directo, sino que cualquier aeronave que esté dentro del cono de radiofrecuencia que se emite desde la antena, se verá afectada. Esto lo convierte en un sistema de defensa idóneo contra los enjambres o swarm de aeronaves, ofreciendo así una respuesta rápida contra una amenaza múltiple.

Igual que el resto de armas de energía dirigida, su efecto es inmediato una vez que se ha apuntado hacia su objetivo. Este vendrá determinado e identificado por un radar y un sistema electroóptico habitualmente, que darán las coordenadas precisas para el apuntamiento de la antena.

El fabricante estadounidense Raytheon tiene en su catálogo varios sistemas contra UAVs, incluso otros de energía dirigida como el basado en tecnología láser (High Energy Laser o HEL). Precisamente el fabricante tiene otro contrato en vigor con la Fuerza Aérea estadounidense para construir dos prototipos del HEL que también serán desplegados fuera de los Estados Unidos. Ambos sistemas emplean energía eléctrica para su funcionamiento, por lo que mientras dispongan del adecuado suministro (mediante generadores móviles), no tendrán problemas por falta de  munición.

El HPM puede abatir UAVs de clase I y II (según la clasificación del Departamento de Defensa estadounidense), es decir de hasta 24 kg. de peso, altitudes de vuelo de hasta 1.100 m. o velocidades de hasta 463 km/h., como por ejemplo el conocido Scan Eagle de Insitu.

Según analizaremos en breve, las instalaciones de Aramco que fueron atacadas recientemente sufrieron impactos de 20 aeronaves entre UAVs y misiles de crucero, siendo imposible saber por ahora si sistemas como el HPM o el HEL habrían sido útiles contra estos últimos. (José Mª Navarro García)

Fotografía: El HPM durante las pruebas de 2017 (Raytheon)

·Configuración evaluada en 2013 (Raytheon)

El HPM abatiendo un UAV (Raytheon)

Demostración de los sistemas HPM y HEL en octubre del año pasado (Raytheon)

Explicación del funcionamiento del HPM (Aviation Week)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.