Domingo, 29 de mayo de 2022 Iniciar Sesión Suscríbase

Spike Firefly: el arma autónoma para el Combatiente Expedicionario que evalúa el Ejército de Estados Unidos

El Ejército de Estados Unidos, que busca dotarse con distintos sistemas de armas autónomos que incrementen la capacidad de combate de sus unidades y que puedan suministrarse a otros países aliados, ha estado evaluando el avanzado Spike Firefly.

Originario de la compañía israelí Rafael Advanced Defense System, ha sido suministrado al Ejército de Estados Unidos por RSGS, que es subsidiaria de la anterior y responsable de la distribución del equipo en Norteamérica.

Lo han hecho dentro del Experimento del Combatiente Expedicionario del Ejército (AEWE, Army Expeditionary Warrior Experiment) 2022 que ha estado coordinado por el Laboratorio de Batalla y Maniobra localizado en Fort Benning. Las pruebas realizadas del Spike Firefly se inscribirían en la voluntad de modernizar la capacidad de las pequeñas unidades a las que buscan proporcionar lo que se define como desarrolladores de capacidades de combate, que estarían asociados a evaluaciones auspiciadas por la Comunidad de Ciencia y Tecnología (S&T, Science and Technology) del Ejército de Estados Unidos.

Esas evaluaciones funcionales, en las que han participado este año soldados de los ejércitos británico y holandés, contemplan una serie de experimentos creíbles y rigurosos que respalden el desarrollo de conceptos de trabajo y de materiales que puedan ser beneficiosos para el combate.

La compañía Rafael ha suministrado equipos Spike Firefly para intensas evaluaciones en Estados Unidos. (Rafael)

Necesidad real

Es ahí donde se encuadra la validación del Spike Firefly que es una evolución sustancia de los misiles contracarro con guía electroóptica que dotan ya a muchos países, España entre otros.

Lo que han hecho los israelíes es aprovechar el concepto y transformarlo en una munición autónoma de tipo merodeador y de uso táctico. Reforzando sus funcionalidades y su tamaño compacto, que favorece el transporte y empleo en escenarios que también incluyen los urbanos, se ha provisto al Spike Firefly con un a propulsión autónoma que le permite el despegue y aterrizaje vertical.

Destaca en este medio de Rafael, validado por el Ejército de Estados Unidos, su novedosa cabeza de guerra con un avanzado buscador multiespectral, que incluye un sensor infrarrojo no refrigerado, un sensor diurno de alta definición tipo CMOS y un sensor de proximidad, combinación que capacita al Spike Firefly para detectar, identificar y rastrear objetivos especialmente ágiles. Localizados estos últimos, y apoyándose en un enlace de datos encriptados, dirigirá su ojiva explosiva de alta capacidad de fragmentación hasta el blanco a neutralizar.

Las experimentaciones del Ejército de Estados Unidos han incluido dos intensas jornadas en las que siete pelotones de Infantería han sido calificado para usar el Spike Firefly empleando sistemas inertes y las capacidades propias de la Unidad de Control de este diseño.

Han podido comprobar que se trata de un arma disruptiva para enfrentarse al adversario localizado más allá de la línea de visión desde posiciones cubiertas; el Spike Firefly puede recuperarse antes de hacerlo impactar en un objetivo y se ha demostrado especialmente útil para suprimir posiciones como las de los tiradores que usan rifles de alta precisión, todo ello reduciendo los daños colaterales. (Octavio Díez Cámara)

Fotografía portada: El Ejército de Estados Unidos ha realizado intensas y exitosas evaluaciones del sistema israelí Spike Firefly. (Rafael)

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.