Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Los SEAL ya tienen sus nuevos mini-submarinos de inserción y extracción en zonas de alta amenaza

El Mando de Operaciones Especiales o Special Operations Command (SOCOM) de los Estados Unidos estaría a punto de comenzar las pruebas de mar, en aguas de Hawái, del nuevo mini submarino de infiltración/exfiltración  destinados a su fuerza de operaciones especiales SEAL (Sea Air and Land), que depende operacionalmente del SOCOM, aunque pertenece a la Marina o US Navy de los Estados Unidos.

Para las pruebas también se habría desplazado al archipiélago norteamericano un submarino nuclear de ataque de la clase Virginia, desde el que operan los nuevos sistemas.  Con estas evaluaciones, la fuerza de élite empieza la renovación de estos sumergibles, de 6,70 metros de eslora, llamados SEAL Delivery Vehicle (SDV) Mark 11.

En SOCOM ya tiene los dos primeros entregados en Hawái, en la base de Pearl Harbour, para las pruebas y familiarización por  el SEAL. Además, otra dos unidades, del total de la decena encargadas, están siendo evaluadas para su aceptación por parte del Departamento de Defensa de Estados Unidos, según ha informó la captain (capitán de navío) Kate Dolloff, directora ejecutiva de los programas de equipamiento de sistemas marítimos del SOCOM.

La unidad  a cargo de las pruebas es el equipo SEAL Delivery Vehicle Team 1, que basado en Pearl Harbor lleva años operando el anterior sistema Mark 8, un medio que se enfrenta a su obsolescencia  tecnológica y  será sustituido, uno a uno, por los nuevos Mark 11, ligeramente más grandes y con un peso de 1.814 kg, según revelo el SOCOM al medio oficial militar norteamericano “Stars and Stripes”.

Cada uno de estos mini-submarinos de nueva  generación desplaza sumergido 4.536 kg y, aunque todavía requieren que los SEAL que lo manejan (dos) y que desplazan (cuatro) estén equipados con sus trajes y equipos de buceo, tienen un sistema muy evolucionado de  navegación bajo el agua  y una mayor capacidad de carga útil.

Los sumergibles operan desde los refugios estancos secos o Dry Deck Shelter (DDS) que se instalan sobre las cubiertas de los submarinos, justo detrás de su vela o kiosko, que los portan hasta las cercanías de las zonas de operaciones. El constructor del Mark 11, la empresa norteamericana Teledyne Brown Engineering, con sede en  Huntsville (Alabama), que se adjudicó un contrato de 178 millones de dólares como proveedor único del sistema, asegura que el nuevo SDV  está “específicamente diseñado para insertar y extraer fuerzas de operaciones especiales en áreas de alta amenaza”.

El SOCOM, como el resto de las Fuerzas Armadas (FAS)  de Estados Unidos está trabajando para especializarse también en conflictos de baja intensidad usando un enfoque similar a los que realizan las otras grandes potencias como China y Rusia. “La Estrategia de Defensa Nacional es clara: tenemos que construir una fuerza más letal”, dijo el general del US Army Richard Clarke, que manda el SOCOM.

Para las evaluaciones se utilizarán también aviones pilotados remotamente o UAV (Unmanned Aerial Vehicle), aviones de transporte Boeing C-17, helicópteros, convertiplanos Bell/Boeing MV-22 Osprey; y aviones de combate Lockheed Martin AC-130W Stinger II, que realizarían operaciones de apoyo aéreo naval al SEAL.

El SOCOM está alcanzando, además, los primeros hitos para dotarse de un nuevo mini sumergible de combate/operaciones especiales de casi 12 metros de eslora, que sería hermético como los submarinos convencionales, pero que se lanzaría en un navío de superficie, seguido de otro nuevo mini-submarino  que sería trasladado también por submarinos nodrizas de la referida clase Virginia. Es el futuro próximo. (Julio Maíz Sanz)

Fotografía: El nuevo sistema SEAL Delivery Vehicle(foto: US Navy). (SDV) Mark 11.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.