Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Un robot submarino de Saab para el programa de cazaminas de Francia y Reino Unido

La multinacional sueca Saab dotará al nuevo programa franco-británico contra minas navales, de un sistema submarino de control remoto para hacer estallar minas marinas o MuMNS (Multi-Shot Mine Neutralization System). El contrato está valorado en 300 millones de coronas suecas (30,2 millones de euros), y prevé la entrega de un número no anunciado, pero que podrían ser 8, de sistemas MuMNS, que se compone de las consolas de control, y el vehículo controlado a distancia capaz de inspeccionar todo tipo de minas y colocarles cargas explosivas. Los robots pueden transportar hasta tres cargas, lo que significa que se pueden neutralizar varias minas durante una sola operación del robot.

La compañía espera entregar los primeros vehículos a la multinacional francesa Thales, que gestiona el programa binacional como contratista principal, en 2022. El proyecto, denominado MMCM (Maritime Mine Counter Measures), está gestionado por la organización paneuropea para la cooperación conjunta en armamento o OCCAR (Organisation Conjointe de Coopération en matière d'ARmement), en nombre de los Ministerios de Defensa de Francia y Reino Unido.

El MMCM también  prevé una revisión general de los equipos y tácticas antiminas en ambos países, dependiendo en gran medida de plataformas no tripuladas.

El programa franco-británico MMCM tiene sus raíces en el tratado de Lancaster House de 2010 entre los dos países. El trabajo de estudio inicial comenzó en 2015. Además del vehículo de Saab, hay otras cinco tecnologías que completan el paquete MMCM, incluidos robots y sensores adicionales. Los fabricantes, además Thales y Saab, incluyen las empresas ECA Group, L3 Harris ASV, etc.(Julio Maíz Sanz)

Fotografía: Imagen digital del sistema Saab MuMNS. (foto Saab).


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.