Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El restaurado Fiat CR.42 que volará el próximo año

Pronto volará un ejemplar del último biplano italiano de combate que sirvió en la Segunda Guerra Mundial, tras ser restaurado durante años en el aeródromo británico de Duxford por parte de la asociación Fighter Collection. El aparato se ha podido ver en la línea de aeronaves históricas o warbirds durante el reciente el festival de aviones de época  Flying Legends Airshow, en Inglaterra, el más importante de los que se realizan en Europa.

Los más de 30.000 asistentes pudieron ver los pasados 14 y 15 de julio el biplano italiano Fiat CR.42 Falco o J-11 como lo designaban los suecos, que actualmente lleva la matrícula civil británica G-CBLS. Este aparato sirvió en la Rea Fuerza Aérea de Suecia con el numeral militar Fv2542, hasta que se estrelló en 1942, cuarenta y dos años después se recuperaron los restos iniciándose una larga restauración por parte de la asociación Fighter Collection. Los trabajos contaron con la indispensable cooperación del personal del Museo de la AMI (Aeronautica Militare Italiana) de Vigna di Valle.

El aparato está pintado con las marcas y colores del Falco de la Reggia Aeronautica italiana MM6976, que llevaba el código 16-85, recordando a un avión utilizado por el 18° Gruppo / 85a Squadriglia / Stormo 56° que pilotó en el otoño de 1940 el sargento Antonio Lazzari, durante la Batalla de Inglaterra.

El CR.42 está en condiciones de vuelo, estando previsto que realice su primer vuelo, de esta nueva etapa, antes de que acabe el presente año, por lo que de todo ir bien en el próximo Flying Legends Airshow  se le podrá ver surcando el cielo junto a los Spitfire, Hurricane, P-51, Buchon, etc, de la Fighter Collection y otras asociaciones y particulares.

El Fiat CR.42 Falco fue uno de los biplanos de combate más carismáticos del comienzo de la Segunda Guerra Mundial. En un momento en que la mayoría de los diseñadores de aviones creaban elegantes y monoplanos, el ingeniero italiano Celestino Rosatelli, responsable  de algunos de los exitosos aviones de competición italianos del Schneider Trophy, aún estaba convencido de que el caza biplano podría ser un eficaz sistema de combate, si se le proporcionara un potente motor y la aerodinámica adecuados. Además, los altos mandos de la Reggia Aeronautica italiana hicieron un erróneo diagnóstico de la eficacia demostrada por su modelo precedente el Fiat CR-32 Chirri durante la Guerra Civil española.

El Falco voló por primera vez el 23 de mayo de 1938 en el aeródromo de Caselle, cerca de Turín, pasando de inmediato a producción, construyéndose unos 1.800 aparatos entre 1939 y 1944 (más que cualquier otro diseño de aviones de combate italiano de la Segunda Guerra Mundial). Además de con la Reggia Aeronautica, que  operó la mayor parte de éstos, también fue utilizado por las fuerzas aéreas de: Alemania, Suecia, Croacia, Bélgica y Hungría también operaron el tipo. Curiosamente, un Fiat CR.42 bien pudo haber sido el último biplano en reclamar una victoria de combate, ya que un ejemplar operado por la Luftwaffe se atribuyó el derribó de un caza norteamericano P-38 Lightning sobre Croacia el 8 de febrero de 1945.

(Julio Maíz Sanz).

Foto: El CR-42 Falco en el aeródromo de Duxford. (Jan Metink)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.