Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Reino Unido comprará nuevos aviones de alerta temprana y control E-7 Wedgetail

La RAF (Royal Air Force) británica se dotará de una flota de cinco aviones de tipo AEW&C E-7 Wedgetail mediante acuerdo con una serie de empresas encabezadas por Boeing, lo que costará a la corona británica 1,51 miles de millones de libras esterlinas, (1,76 miles de millones de euros). El Ministerio de Defensa británico anunció el pasado 21 de marzo que el secretario de Defensa, Gavin Williamson, había firmado el acuerdo con Boeing para reemplazar a la actual flota de aviones de alerta y control aerotransportada o EAW&C (Early Airborne Warning & Control) Boeing E-3D Sentry.

Las cinco aeronaves, basadas en la plataforma del aparato comercial Boeing 737-700, serán modificadas al estándar E-7 AEW por la empresa británica  Marshall Aerospace and Defence Group que tiene  sede en Cambridge. La compañía es conocida a nivel aeronáutico por su capacidad de reparar, modificar y dar sostenimiento/mantenimiento a parte de los operadores mundiales de los mítico Lockheed Martin C-130 Hercules tanto en Gran Bretaña como en otros puntos del planeta, aunque también ha comenzado a trabajar recientemente en todo tipo de modificaciones y upgrade  en otras plataformas.

Aunque el anuncio sólo menciona que el sistema entrará en servicio  a principios de la próxima década, fuentes del Ministerio de Defensa señalaron que el trabajo comenzará de inmediato con la entrega de la primera aeronave programada para 2023. Estamos ante un programa muy importante para la RAF, que necesita reemplazar con urgencia a sus antiguas plataformas E-3D Sentry de la RAF, que han sufrido altas tasas de indisponibilidad en los últimos años. Durante una visita de defensa.com a la sede de éstos, la denominada base de RAF-Waddington, pudimos ver algunos de estas aeronaves, que evidenciaban un estado no operativo desde hacía mucho tiempo.

Estamos ante  el cuarto éxito de exportación del sistema, que lleva como principal sensor el sistema de Northrop Grumman MESA (Multi-role Electronically Scanned Array) que se monta en la parte superior de fuselaje, tras su compra por parte de Australia, Corea del Sur y Turquía. La compra británica se basará en la versión australiana del avión denominada Wedgetail, lo que abrirá importantes oportunidades de exportación para los proveedores australianos que desde hace años soportan a los aparatos de la RAAF (Royal Australian Air Force).                                                                      

El acuerdo, que se espera mantenga unos 200 puestos de trabajo en Marshall, y que abra la puerta a futuros trabajos de MRO (Maintenance, Repair & Overhaul), es una señal más del fortalecimiento de la cooperación industrial y militar de Reino Unido con Australia, tras el acuerdo de basar la construcción de sus nuevas fragatas basadas en las del tipo 26 de BAE Systems, ya encargadas por la Royal Navy británica. Los vínculos más estrechos con Australia fueron uno de los puntos recogidos por Williamson en el comunicado emitido por el Ministerio de Defensa. “Este acuerdo refuerza nuestra vital asociación militar con Australia. Operaremos los mismos cazas F-35 de última generación y los buques de guerra de clase mundial tipo 26, y este anuncio nos ayudará a trabajar aún más estrechamente”.

Las tripulaciones y especialistas en AEW&C y EW (Electronic Warfare) de la RAF ya han estado probando las capacidades del Wedgetail en Australia desde el año pasado. El Ministerio ha optado por la compra sin ningún tipo de concurso para cerrar las puertas a la  competencia, una decisión que ha enojado al Comité de Defensa Parlamentario y a otros posibles proveedores, en particular a Airbus y Saab, que se asociaron para ofrecer el radar Erieye de Saab integrado en el fuselaje del Airbus A330.  (Julio Maíz Sanz)

(foto: Marshall Aerospace)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.