Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

El portaaviones italiano “Cavour” listo para empezar las pruebas con los cazabombarderos F-35B

El 6 de mayo, el navío insignia de la Marina Militar de Italia, el portaaviones  “Cavour” (550), abandonó la base naval de Taranto en el sur de Italia para realizar pruebas en el mar, concluida buena parte de los trabajos para su modernización, que incluyen las modificaciones para que los aviones de combate F-35B puedan operar en él.

El buque de 27.000 toneladas había entrado en este centenario Arsenal de la Marine Militare (MM) italiana en diciembre de 2018. El 6 de julio de 2019, en el dique seco del Arsenal “Edgardo Ferrati” comenzaban los trabajos de mantenimiento y modernización necesarios para acomodar y operar desde su cubierta los Lockheed Martin F35B Lightning II, como ya adelantó defensa.com. Este navío ha sido el más grande en entrar en el dique seco de Taranto desde que acabó la Segunda Guerra Mundial, durante la cual se usó para reparar/mantener a los acorazados de la Regia Marina,  que en 1946 tras la caída de la monarquía en Italia dio paso a la actual Marina italiana

El portaaviones abandonó el dique en noviembre de 2019, después de completar los trabajos de carenado, pero permaneció en la dársena para ser sometido a las modificaciones  necesarios para integrar el caza avión norteamericano de baja firma radar o stealth; parte de los trabajos se centraron principalmente en la cubierta de vuelo para prepararla para los fuertes impactos termomecánicos de las toberas de escape del motor del F-35B en su superficie y en la estructura antideslizante de ésta.

Una vez que se completen los trabajos de modernización, el portaaviones  realizará un entrenamiento preparatorio antes de navegar a Estados Unidos, en cuyas costas realizará las pruebas y certificaciones que le permitan operar con la variante de despegue corto y aterrizaje vertical o STOVL (Short Take-Off Vertical Landing) del Lightning II a bordo. 

La Armada italiana recibió sus dos primeros aviones F-35B en 2018 y 2019, aunque estos fueron transferidos a la base naval  MCAS (Marine Corps Air Station) Beaufort (Carolina del Sur), sede del entrenamiento de los pilotos de F-35B, tarea que lidera el Cuerpo de Marines de los Estados Unidos o USMC (United States Marine Corps). Las pruebas representan uno de los pasos necesarios para lograr la capacidad inicial operativa o IOC (Initial Operational Capability) del portaaviones con el nuevo avión de combate, siguiendo la hoja de ruta ya realizada por varios navíos anfibios de Estados Unidos y el británico HMS “Queen Elizabeth” en 2018.

El “Cavour” se diseñó y desarrolló en la década de los noventa, siendo colocada su quilla el 17 de julio de 2001 en el astillero de Ficantieri de Riva Trigoso. Fue botado el 20 de julio de 2004 y tras ser completado en las cercanas instalaciones de Muggiano y sometido a las correspondientes pruebas de mar, fue entregado a la MM el 27 de marzo de 2008, que el 10 de julio de 2009 lo puso en servicio activo. (Julio Maíz Sanz).

Fotografía:  El portaaviones “Cavour” saliendo por el  canal Navigabile de Taranto.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.