Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Los poderosos guardacostas que proyecta Noruega

Dentro de la Real Marina Noruega se encuentra la Guardia Costera (Kystvakten en noruego), una fuerza responsable de proteger la zona de exclusividad económica noruega, de controlar las fronteras, de realizar inspecciones pesqueras o de tareas de búsqueda y rescate.

Con motivo de la selección del sonar SS1221 de la también noruega Kongsberg para dotar a los nuevos buques guardacostas en proyecto, analizamos los planes para desarrollar tres modernos buques de 9.800 toneladas de desplazamiento y 136 metros de eslora.

Por cuestiones de seguridad nacional, se restringió la participación en el programa de construcción de estos tres guardacostas a compañías noruegas, siendo seleccionada en junio de 2018 la compañía Vard (filial de Fincantieri) por la Agencia de Material de Defensa de Noruega (NDMA), programa valorado en 5.000 millones de coronas noruegas (aproximadamente 475 millones de euros al cambio). A su vez la propuesta de Vard se basa en el diseño de la noruega LMG Marin, compañía que ya había proyectado el diseño de otro potente buque para los guardacostas noruegos, el KV Svalbarb, construido por los también noruegos Langsten Slip & Båtbyggeri en 2001, con nada menos que 6.375 toneladas de desplazamiento.

El programa acumula sin embargo retraso puesto se planeaba que la construcción hubiera comenzado en septiembre de 2016 aunque finalmente se entregarán los buques en los primeros trimestres de 2022, 2023 y 2024, a partir de cascos construidos por la filial rumana Vard Tulcea.

Los buques del denominado proyecto P6615 o “New Coast Guard Vessel” son unos buques de ambiciosa concepción, capaces de operar en cualquier parte del planeta y en cualquier condición de la mar, tanto en aguas litorales como oceánicas y especialmente diseñados para áreas árticas, reuniendo cualidades que les permitirán operar en aguas heladas. Además de sus misiones convencionales, estarán preparados para misiones de recuperación de vertidos de crudo. Relevarán a los buques de la clase Nordkapp, en servicio desde 1981.

Capacidades militares

La reciente elección del sonar SS1221 ilustra el nivel de ambición, puesto que se trata de un equipo diseñado principalmente para misiones de guerra antisubmarina, capaces de detectar torpedos y objetos de pequeño tamaño. Su diseño de montaje en el casco incluye un dispositivo retráctil para protegerlos de la acción del hielo. Contará con un sistema de mando y control e información de tipo militar, comunicaciones de todo tipo, incluyendo vía satélite y data links de procedencia militar. No ha trascendido el tipo de armamento pero el buque al que sustituye contaba con cañones de 57 y 20 mm. que podrían repetirse según las imágenes generadas por ordenador presentadas. También equipará ametralladoras y zona de almacenamiento para torpedos y minas.

Los buques podrán operar dos helicópteros del tipo NH90 con hangar para ambos, pudiendo operar con ellos incluso en estado de la mar 5. Tendrán una velocidad de 22 nudos, resistencia al hielo, propulsión diésel-eléctrica, autonomía de 8 semanas, capacidad para operar 100 personas, sistemas de protección NBQ colectivos, una zona a popa para embarcar contenedores, capacidad para remolcar buques y dos embarcaciones rápidas para operaciones especiales. También contará con un hospital a bordo y los citados equipos para tareas de descontaminación. (José Mª Navarro García)

Fotografía: Los nuevos buques guardacostas noruegos (Vard)

Están concebidos para operar en estado de la mar 5 y en zonas árticas (NDMA)

Los buques podrán operar dos helicópteros (NDMA)

El sistema de despliegue y recuperación de las lanchas (NDMA)

El diseño interior de los buques (NDMA)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.