Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El Pentágono en busca de una novedosa ración de combate

El Ministerio de Defensa de los Estados Unidos está dando los pasos para obtener una novedosa ración de combate que se adapte mejor a lo que requieren las unidades de Infantería y que pueda estar disponible en los primeros años de la próxima década. Así, se está valorando por distintas unidades el concepto de un prototipo llamado CCAR. La Close Combat Assault Ration se ha concebido, dentro de una bolsa transparente que permite fácilmente identificar todo aquello que hay en su interior, como la suma de diferentes elementos que aporten al soldado las calorías que necesita para toda una jornada, unas tres mil que pueden ser suficientes para alguien que estará empeñado en movimientos dinámicos, tendrá que enfrentarse a situaciones adversas y cargará con mucho peso.

A diferencia de conceptos existentes, como el FSR (First Strike Ration) que se introdujo hace diez años para complementar a las clásicas MRE (Meal Ready To Eat) -cada una de estas últimas sustituye a una de las tres comidas básicas de una jornada-, lo que se busca es un conjunto capaz de alimentar, que sea de peso y tamaño reducido, y que además incluya productos atractivos. En principio, las CCAR estarán destinadas tanto a fuerzas del Ejército como de la Infantería de Marina; por cierto, la idea de ponerla a punto surgió del Mando de Sistemas de esta última en 2016 y en su desarrollo se han visto involucrados distintas estructuras de la Base de Quantico en Virginia y de diferentes empresas.

Si todo avanza como está previsto, se harán pruebas más significativas a partir de 2020 para poder avanzar en su fabricación y que su uso sea autorizado a partir de 2023. Con cinco CCAR se podrá estar cumpliendo una misión de cinco jornadas, siendo actualmente necesarias nada menos que quince MRE actuales para el mismo periodo; el volumen de las primeras es un 25% del que caracteriza a las segundas, y el ratio en lo que a pesos se refiere es 1 a 3.

En las raciones futuras, que se estiman pesarán sobre seiscientos gramos, se incluirán barritas, pretensadas y con un índice bajo de humedad, de queso, de fresas compactadas, de nueces con frutos, de chocolate y otras, de forma que el usuario podrá escoger unas u otras cuando tenga hambre. Todas son especialmente energéticas y calóricas, además de ser muy saciantes. Las baritas están empaquetadas al vacío dentro de una bolsa más grande, lo que permite su uso y que no se vean afectadas por las inclemencias atmosféricas o por inmersiones no programadas. (Octavio Díez Cámara)

Fotografías: 

·Así es la moderna ración CCAR que se está evaluando, visión que permite observar el concepto al que se intentaría avanzar. (US Army)

·Las raciones clásicas MRE, bien envasadas y variadas, van a ser reemplazadas, por lo menos en parte, por nuevas propuestas. (Octavio Díez Cámara)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.