Sábado, 1 de octubre de 2022 Iniciar Sesión Suscríbase

El parlamento suizo aprueba la compra de F-35A y pide que no se haga otro referéndum

Uno de los F-35A de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos. (Foto USAF)

La Cámara de Representantes de Suiza aprobó la compra de aviones de combate F-35A a los Estados Unidos, con lo que abre el camino para que el Gobierno de Berna firme el contrato sin realizar el acostumbrado referéndum.

Según los medios helvéticos, esta decisión del Parlamento de Suiza, tomada el pasado 14 de septiembre, se debe a que el contrato se habría de firmar antes de la fecha límite de cierre acordada: el 30 de marzo de 2023. La compra de los aviones de combate forman parte del presupuesto de las Fuerzas Armadas para 2022,  que prevé una inversión especial de 9.552 millones de francos suizos (que actualmente tiene un cambio parejo al euro), dos tercios aproximados de los cuales están destinados a la adquisición de los referidos Lockheed Martin F-35A (la versión de despegue/aterrizaje convencional) y el resto a la adquisición del sistema tierra-aire de defensa antiaérea Raytheon MIM-109 Patriot.

Uno de los parlamentarios advirtió de los costes adicionales derivados de la actual inflación y de los retrasos en caso de no hacerlo, ya que los F-35A serían de los de una franja de producción concreta, explicó Thomas Hurter, del Partido Popular Suizo.

Además, en dicha reunión, los parlamentarios suizos decidieron que los veteranos aviones de combate Northrop F-5E/F Tiger II no pueden ser retirados del servicio, como había solicitado el gobierno suizo, hasta la llegada de los F-35. Así los 25 biturbinas Tiger II todavía en servicio en la Fuerza Aérea Suiza podrán seguir realizando tareas principalmente de entrenamiento y agresores, aunque la defensa aérea seguirá sustentada en los F/A-18C/D Hornet.

Formación de F-35A de la USAF (Foto USAF)

En nombre de la comisión de finanzas, el parlamentario Alois Gmür declaró que la compra de los cazabombarderos era un acuerdo justo y que los fondos asignados entran en el marco de la política financiera. Consideró además  justificada la decisión del Senado del pasado mes de junio de aumentar el presupuesto de las FAS suizas en 300 millones de francos suizos.

Los opositores al F-35 argumentaron sin éxito que el ajustado referéndum realizado a nivel nacional en septiembre de 2020, con un 50,1% de la población a favor de asignar 6.000 millones de francos para la adquisición de aviones de combate, no estaba destinada al F-35. Consideraron que la Cámara de Representantes debería haber esperado a una nueva votación de la iniciativa “Contra el F-35 (Stop F-35)” presentada recientemente.

También se expresó la preocupación de que Suiza pierda ventajas en materia de política exterior si rechaza definitivamente las ofertas de aviones de combate europeos, como fueron las del Rafale y el Eurofighter.

Con un coste aproximado de 6.000 millones de francos suizos, el F-35 cuesta 2.000 millones menos que la oferta más barata de la competencia, según se manifestó en la reunión. La ministra de Defensa suiza, Viola Amherd, subrayó que Estados Unidos había confirmado en varias ocasiones el precio inicial fijado por contrato, incluso ante la inflación.  (Julio Maíz Sanz)

 

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.