Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El papel fundamental de los A330 MRTT en la llegada de los primeros F-35 a Reino Unido

La RAF (Royal Air Force) ha sido  capaz de trasladar en vuelo directo con apoyo de medios propios sus  cuatro primeros aviones de combate F-35B desde el sur de los Estados Unidos a la base británica de RAF Marham, siendo  elementos clave en el  operativo los Airbus Defence and Space (DS) A330 MRTT. Tras varios días de retraso por las malas condiciones meteorológicas en el Atlántico, el pasado 6 de junio la RAF decidió poner en marcha la operación “Thunder Trail”, mediante la cual se inició el traslado en vuelo del primer lote de Lockheed Martin F-35B Lightning II a Reino Unido, partiendo de la MCAS (Marine Corps Air Station) Beaufort (Carolina del Sur), donde se está formado y entrenando esta fuerza.

El vuelo transatlántico ha representado un reto para el denominado Air Mobility Force de la RAF, que ha empleado para llevar a cabo la operación tres de sus Voyager KC.2, que es la designación que dan al Airbus DS A330 MRTT (Multi RoleTanker Transport), en la misión  se ha recurrido también a un A400M o Atlas C.1. El operativo se planificó concienzudamente en la sede del Air Mobility Force, en RAF Brize Norton,  y, entre otros factores, se tuvo muy en cuenta la climatología de todos los aeródromos alternativos y el estado del mar en la larga ruta de 4.000 millas sin escalas que discurrió en su mayor parte sobre el  Atlántico Norte.

El 6 de junio el primer A330 MRTT despegaba desde Charleston, en Carolina del Sur, para unirse a los cinco F-35B ya en vuelo, cuatro destinados a trasladarse a Inglaterra más uno de sustitución para completar la entrega ante un posible  fallo de los otros, que regresó a MCAS Beaufort una vez que se completó con éxito el primer repostaje. A medida que la formación volaba por la costa este norteamericana hasta más allá de la ciudad de Nueva York, cada Lightning II repostó tres veces.

Al llegar a Terranova (Canadá), otros dos Voyager KC.2 que habían partido desde la CFB (Canadian Forces Base) de Gander se unieron a la formación. En este punto, los F-35B se dividieron en dos pares y se unieron a cada cisterna para continuar el viaje hacia el Reino Unido. Durante toda la tarde la formación de la RAF voló sin más novedad, que la realización de los preceptivos repostajes en el aire, aterrizando los cuatro Lightning II en la que será su sede de RAF Marham. Con esta llegada el reconstituido mítico 617 Squadron comenzará en Reino Unido su andadura con los nuevos aparatos de 5ª generación, que serán reforzados por otros cinco más este mismo verano, que seguirán el mismo camino desde la MCAS Beaufort.

Siguiendo el rastro de los F-35B y los MRTT, también voló  un A400M Atlas que llevaba un equipo de soporte y todos los recambios que podrían necesitarse en caso de que los F-35 tuvieran que aterrizar en algún aeródromo alternativo, principalmente en la parte central de la ruta se cuenta con la Base Aérea de Lajes  (Azores-Portugal).  A bordo de este aparato iban cargadas en concreto 10 toneladas de repuestos y equipos de apoyo y el personal, que incluía ingenieros, armeros, equipos de supervivencia, policía aérea y de línea de vuelo. (Julio Maíz Sanz)

Fotografías:

1-En primer plano uno de los MRTT participantes, al fondo los cuatro F-35B. Foto: Ministerio Defensa de Reino Unido.

2-Momento del repostaje en vuelo de uno de los F-35B de un “Voyager” KC.2. Foto: Ministerio Defensa de Reino Unido.

3-Tres de los F-35B que saltaron el Atlántico vistos desde uno de los A330 MRTT de la RAF. Foto: Ministerio Defensa de Reino Unido.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.