Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

La OTAN, encabezada por España, vuelve al Mar Negro

Dos de las principales agrupaciones navales permanentes de la OTAN, la Standing NATO Maritime Group Two (SNMG2) y la Standing NATO Mine Countermeasures Group Two (SNMCMG2) han entrado en el Mar Negro por segunda vez en este año.

La presencia de las unidades navales de la Alianza en este disputado escenario naval con Rusia, se debe a su participación en ejercicios navales regionales, uno organizado por Bulgaria, nación aliada de la OTAN, y otro por Ucrania, que aunque no pertenece a la organización cada vez sincroniza más su defensa con los aliados occidentales.

La SNMG2 llegaba al Mar Negro, tras cruzar los estrechos turcos, el pasado 9 julio, encabezada por el  contralmirante Manuel Aguirre de la Armada española, utilizando como buque insignia la fragata “Álvaro de Bazán” (F-101), del tipo F-100.

Además, la fuerza está compuesta actualmente  por otras dos fragatas, la turca “Kemalreis” (F-247), y la veterana rumana “Regina Maria” (F-222), que antes sirvió en la Royal Navy británica con el nombre de HMS “London”, hasta su venta a Rumania en 2003.

La Armada asumió el  pasado 30 de junio en la Base Naval de Rota (Cádiz) el mando de la SNMG2, que materializará durante este año el citado contraalmirante, que acerca de la actual misión afirmaba: “A pesar de la pandemia de COVID-19, la SNMG2 ha llevado a cabo sin errores un programa de actividades planificadas con muchos meses de anticipación. Esta visita al Mar Negro, la primera desde que tomé el mando, está en coordinada por el Mando Marítimo o MARCOM (Maritime Command) de la OTAN y representa un ejemplo más de los compromisos regionales en curso de la Alianza con nuestros aliados y socios".

También ha entrado en el escenario la agrupación de medios contraminas o SNMCMG2, compuesta por los navíos MCM (Medidas Contra Minas)  “Tambre” (M-33) de la Armada, el “Amasra” (M266) turco y el “Gaeta” (M5554) de la Marina Militare italiana; encabezados por el navío logístico griego “Aliakmon” (A470), donde alza su insignia el commander (capitán de fragata) Dimitrios Katsouras de la Armada de Grecia. Esta flotilla entraba en el Mar Negro el 7 de julio, donde se les unió el cazaminas “Lt. Lupu Dinescu” (DM-25) de la Armada de Rumania, navegando todos juntos hasta el puerto búlgaro de Burgas, donde atracaron el 10 de julio.

"La fase de integración de la fuerza en el Mar Egeo fue esencial para que el Grupo pudiese lograr la inter operatividad necesaria y sea completamente capaz de realizar la misión, para contribuir a la preparación de la OTAN en nuestro primer despliegue del Mar Negro", dijo el comandante SNMCMG2.

Con tres naciones aliadas, Bulgaria, Rumania y Turquía, y dos socios regionales, Ucrania y Georgia que bordean el Mar Negro, la presencia de las agrupaciones navales de la OTAN en la región es algo habitual. Además del patrullaje de seguridad marítima en aguas internacionales, los dos ejercicios ayudarán a mejorar la interoperabilidad entre los Aliados y los socios regionales, como son la citada Ucrania y Georgia.

Con visitas planificadas a Bulgaria y Ucrania en los próximos días, todas las actividades de las dotaciones de los navíos de la OTAN en tierra continuarán cumpliendo con las restricciones COVID-19, diseñadas para proteger sus capacidades operativas. Sin embargo, a medida que se reducen las reglamentaciones nacionales, las oportunidades de asumir más de esos compromisos ayudarán a reafirmar y construir estas relaciones regionales, afirmó el MARCOM. (Julio Maíz Sanz).

 

Foto: La fragata “Álvaro de Bazán” pone proa a los estrechos turcos para entrar en el Mar Negro.  (Foto Armada)

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.