Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Municiones que reducen el peso que cargan los Marines de Estados Unidos

Acaba de rubricarse un acuerdo que, seguro, va a suponer una inflexión en la dinámica de compras internacional en lo que a municiones de armas de apoyo se refiere. El protagonista de la noticia no es otro que el Cuerpo de Infantería de Marina de los Estados Unidos (USMC, United States Marine Corps), organización que por su carácter expedicionario se ha caracterizado siempre por introducir en sus estructuras equipos y sistemas novedosos con los que han intentado ampliar su potencial para el combate.

Ahora lo que se pretende es bien distinto, porque se ha sabido que el primer objetivo es incidir en reducir el peso asociado a la logística de las municiones de las armas. Por ese motivo han estado estudiando los avances que algunas compañías están introduciendo en la fabricación de municiones y se han focalizado en aquellas que incluyen ahora vainas en las que el uso de polímero incide en una notable reducción del peso general del cartucho, a la vez que se simplifican algunos procesos de manufactura. En el caso de cartuchos llevados a cuestas por un soldado, notaría la diferencia del peso en sus cargadores.

En el caso concreto, se estima en una reducción de 454 kilogramos en cada palet de munición del calibre 12,70x99mm (.50 Browning), beneficio significativo para las operaciones logísticas de transporte en camiones, aeronaves y buques. Los cartuchos de ese tipo son usados por las ametralladoras pesadas tipo M2 desde trípodes en el terreno o en afustes y torretas de diferentes tipos de vehículos. La compra que se ha acordado se refiere a nada menos que dos millones cuatrocientos mil cartuchos que serán fabricados por la firma MAC LLC establecida en la localización Bay Saint Louis del estado de Mississippi y parte de la compañía noruega Nammo.

Con los cartuchos, se sabe que incluirán los que cuentan con proyectil convencional ojival y otros capacitados para perforar blindajes y con potencial incendiario (API, Armor Piercing Incendiary). Con ellos se reemplazarán a los clásicos M33 que han venido siendo usados, en la configuración encintada DODIC A555, en los últimos años.

Se ha concretado que el suministro debería completarse en los próximos tres años y que los estudios en la adquisición de cartuchos con vaina de polímero se iniciaron en 2017, alcanzándose sólo dos años después, tras publicarse en abril de 2018 una solicitud a la industria sobre esa voluntad, un acuerdo positivo de cara a su obtención. El artífice de la decisión es el Mando de Sistemas del Cuerpo de Marines (MCSC, Marine Corps Systems Command) y supone una de las adquisiciones estadounidenses de mayor relevancia en relación con municiones con ese tipo de vaina. (Octavio Díez Cámara)

Fotografía: La munición encintada de las ametralladoras pesadas M2 se beneficiará de cartuchos con vaina de polímero. (USMC)

·Varias compañías llevan ya años trabajando en conceptos con vaina de polímero que sustituyen a las clásicas de latón. (PCP)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.