Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Misiles Hellfire para el Army, Francia, Holanda y Líbano

La compañía estadounidense Lockheed Martin se acaba de adjudicar un contrato de suministro de misiles anticarro Hellfire II para varios clientes. El principal es el Ejército de Tierra estadounidense, pero también se gestionarán pedidos realizados a través del mecanismo Foreign Military Sales (FMS) para Holanda, Francia y Líbano.

Según es posible consultar a través de las solicitudes que los diferentes países han hecho a los Estados Unidos, la Agencia para la Cooperación en Seguridad y Defensa (DSCA) estadounidense, la DSCA autorizó la venta de este tipo de misiles a Líbano en 2015 por un valor de 145 millones de dólares. Ese mismo año se autorizó la venta a Francia de misiles por valor de 30 millones de dólares y dos años más tarde se aprobó la venta a Holanda de misiles Hellfire II por valor de 34 millones de dólares.

La Aviación Ligera del Ejército de Tierra de Francia emplea estos misiles desde sus helicópteros Tigre HAD mientras que la Real Fuerza Aérea de Holanda usa los AH-64D Apache. En el caso de Líbano, una de las plataformas empleadas es el Cessna AC208 Caravan, donde se realizaron pruebas en 2008 y del que se entregó un aparato en el año 2017 para la Fuerza Aérea.

Se especifica que se trata de misiles Hellfire II, sin embargo bajo esta denominación encontramos varias versiones de esta familia de misiles principalmente anticarro y multipropósito.

La principal versión es el AGM-114K, de guiado por láser semiactivo, dotada de cabeza de combate de alto explosivo anticarro (High Explosive Anti Tank o HEAT). Otras versiones de la familia Hellfire II son la AGM-114KII que añade a la versión anterior un recubrimiento externo para generar efectos del tipo aplastamiento y fragmentación (blast fragmentation). La versión AGM-144M incluye estas características blast fragmentation en el interior y la AGM-114N incluye una cabeza de combate del tipo carga de metal auentado (Metal Augmented Charge o MAC) de efectos parecidos a las cargas termobáricas. 

La versión AGM-114L dispone de una cabeza de combate del tipo HEAT pero con guiado mediante ondas milimétricas compatible con el radar Longbow de las versiones más modernas del helicóptero Apache, lo que le permite un guiado del tipo “dispara y olvida” incluso en condiciones atmosféricas adversas. Por último, la versión más reciente es la denominada AGM-114R que entró en servicio en 2012 y que combina el guiado laser semiactivo con la cabeza de combate de la versión K mejorada multipropósito y que reemplazará a las versiones K, M, N y P en los Estados Unidos. Cada misil pesa 47 kg. de los que 9 corresponden a la cabeza de combate. Su alcance varía según versión y altura de lanzamiento, entre los 7 y 11 km.

Diseñado a comienzos de los años noventa, las entregas del Hellfire II comenzaron en 1994 y desde entonces se han entregado más de 22.000 de estos misiles, más de 3.000 de ellos durante las operaciones de lucha contra el terrorismo internacional, solo en la operación Libertad Iraquí se lanzaron más de 1.000 de ellos.

Es operado desde diferentes plataformas, desde helicópteros del U.S. Army como el Apache o el Kiowa Warrior, los helicópteros Cobra de la Infantería de Marina estadounidense, los Seahawak de la Marina del mismo país, los helicópteros Apache británicos y holandeses, además de los Tigres franceses. Aeronaves no tripuladas como el Predator y el Reaper emplean también diferentes versiones o aeronaves menos habituales como el Cessna AC-2086 Caravan. (José Mª Navarro García)

Fotografía: Un helicóptero AH-64 Apache estadounidense recibe misiles Hellfire mientras opera desplegado en Afganistán, 2017 (US Army)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.

Deje un comentario

Su e-mail no será publicado.

*

*

*