¿Desea recibir notificaciones de www.defensa.com?
X
Jueves, 23 de mayo de 2024 Iniciar Sesión Suscríbase

Misiles AARGM-ER para los F-35 de Polonia y Países Bajos mejorarán la supresión de defensas enemigas, lo que también España necesita

Un F/A-18 Súper Hornet de la US Navy portando un AARGM-ER bajo su ala izquierda. (foto US Navy)

El Departamento de Estado de Estados Unidos acaba de aprobar la posible venta a Países Bajos y Polonia del nuevo misil antirradiación AGM-88G AARGM-ER para dotar a aviones de combate F-35A, una mejora clave en la capacidad de supresión de defensas enemigas que también necesitaría modernizar España.

Curiosamente, ni Polonia ni Países Bajos, a pesar de ser operadores del avión de combate F-16, habían adquirido nunca el misil antirradiación de alta velocidad AGM-88, al contrario que el Ejército del Aire y del Espacio español, que cuenta desde hace décadas con una de las primeras versiones.

Sin embargo, ahora, tanto la Real Fuerza Aérea de los Países Bajos, que ya opera hace años los F-35A Lightning II, y la Fuerza Aérea de Polonia, que recibirá próximamente este modelo de avión de combate de 5ª generación, quieren priorizar su capacidad de Supresión/Destrucción de las Defensas Aéreas Enemigas o Suppression of Enemy Air Defenses, (SEAD), con este sistema, el más avanzado de los que están en servicio actualmente en el mundo.

El pasado 24 de abril la Agencia de Cooperación para la Seguridad de la Defensa o Defense Security Cooperation Agency (DSCA) de los Estados Unidos notificó al Congreso sobre los dos posibles programas de ventas militares extranjeras o Foreign Military Sale (FMS). Se detallan en la misma fecha los dos posibles contratos de venta por valor de 700 millones de dólares para los Países Bajos y 1.275 millones de dólares para Polonia, recibirán 265 y 360 misiles AGM-88G respectivamente.

Los misiles, siempre según la DSCA, serán suministrados por empresa Northrop Grumman Systems, que tiene sede en Falls Church (Virginia), que ha desarrollado esta versión del AGM-88, que está adaptada para poderse alojar en las bodegas de armamento de los F-35A, para asegurar la capacidad furtiva o stealth hasta su apertura.

También se incluyen en cada contrato misiles simulados de entrenamiento aéreo o Dummy Air Training Missiles (DATM), contenedores de misiles, software, capacitación, equipos de apoyo, repuestos y piezas de reparación, receptor GPS integrado, código M, publicaciones y documentación técnica, transporte, ingeniería del gobierno de Estados Unidos y de contratistas, servicios de apoyo técnico y logístico y otros elementos relacionados de logística y apoyo a programas.

El aviso de DSCA menciona que las ventas propuestas mejorarán las capacidades de los Países Bajos y Polonia para hacer frente a las amenazas actuales y futuras mediante la supresión y destrucción de emisores de radar terrestres o marítimos asociados con las defensas aéreas enemigas. Esta capacidad niega al adversario el uso de sus sistemas de defensa aérea, mejorando así la supervivencia de los aviones tácticos aliados. Aunque no se menciona, la amenaza de Rusia a la OTAN estaría tras el rearme de estos dos países de la Alianza.

Australia y Finlandia

A estas posibles operaciones FMS del AARGM-ER a los Países Bajos y Polonia, se suman las autorizadas a Australia y Finlandia el año pasado, por un total de 63 y 150 misiles solicitados, respectivamente. Mientras que los Países Bajos, Polonia y Finlandia sólo emplearían el AGM-88G en el F-35A, Australia también puede emplear el nuevo misil en sus F/A-18F Super Hornets y EA-18G Growlers.

El entonces Ejército del Aire español se dotó a principios de los años noventa del pasado siglo de un pequeño lote de misiles AGM-88, por entonces denominados como High-Speed Anti-Radiation (HARM), que suministró Texas Instruments, con la mediación de la Marina de los Estados Unidos o US Navy, para equipar a sus aviones de combate EF-18. En varias ocasiones, altos mandos de la Institución han manifestado la necesidad de actualizar esta capacidad SEAD, que data de hace 30 años. (Julio Maíz)

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.