Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

KC-Y, el nuevo avión de reabastecimiento para la USAF apunta a una nueva pugna entre Airbus y Boeing

La Fuerza Aérea de los Estados Unidos (USAF, United States Air Force) dispone de una amplísima y bastante anticuada flota de aviones de reabastecimiento en vuelo -con ejemplares que llevan casi siete décadas en activo- formada por los KC-135 y KC-10. Para reemplazarlos, hace un tiempo activó el programa KC-X que derivó, tras distintos enfrentamientos empresariales entre Boeing y Airbus que presentaron sus propuestas y fueron ambas seleccionadas, en la compra de un derivado del Boeing 767.

El conocido como KC-46A Pegasus es un avión de reabastecimiento en vuelo que está llegando con cierto retraso a las unidades de la USAF y lo hace en un número inferior a los que previsiblemente se iban a adquirir. Se han ido detectando problemas y a día de hoy, cuando el horizonte de los últimos de su tipo a fabricar se sitúa en 2027, se han definido mejoras a introducir en ellos, como una nueva cámara que ayude en el proceso de transvase de combustible a otras plataformas en vuelo.

La realidad presente ha impulsado a la USAF a concretar los requisitos del que será su próximo avión de reabastecimiento. Se conoce, de momento, como KC-Y y del mismo se ha definido que debería estar en servicio activo en 2029 y que se requerirían entre 12 y 15 de ellos al año hasta completar la cifra estimada final que oscila entre 140 y 160 ejemplares.

Más interesante aún es que se ha concretado que el KC-Y debe encuadrarse en el concepto CDTA (Commercial Derivate Tanker Aircraft) que busca que el avión que se compre se derive ya de un modelo de transporte comercial en servicio, disminuyendo así los costes de compra y los de operación y apostando por una serie de tecnologías COTS (Commercial Off The Shelf) que ayudan a incidir en una mejor y más rápida disposición en el entorno militar. Cobra ahí, de nuevo, fuerza la propuesta del Airbus A330 MRTT (Multi Role Tanker Transport) que ofrece muy buenas prestaciones, ya ha demostrado sus cualidades al haber sido adquirido por múltiples países y está disponible de inmediato. Además, no hay que olvidar que a la USAF le gusta ese modelo, pues ya fue seleccionado en su día en el programa KC-X, aunque finalmente no lo compraron.

La llegada del KC-Y va a provocar un nuevo enfrentamiento comercial entre Boeing y Airbus. Es reciente un acuerdo entre la Unión Europea y Estados Unidos respecto de la eliminación de determinados aranceles introducidos como respuesta a las pretendidas ayudas a ambas compañías aéreas. En ese momento de desescalada, podría ser bueno unir sinergias, en el marco de la Alianza Atlántica, trasnacionales e incluso impulsar acuerdos en otros segmentos del mercado aéreo.

Para fin de esta década llegarían los KC-Y. Más adelante, en un plazo aún sin concretar, llegarán también los KC-Z, una evolución capaz de transvase de combustible aire-aire más futurista que contempla incluso la posibilidad de optar por plataformas autónomas que hagan su trabajo sin tener que recurrir a tripulaciones, aunque siempre se tendrá control sobre ellas desde emplazamientos terrestres que gestionen su labor. (Octavio Díez Cámara)

Fotografía: La flota de KC-46A Pegasus, un producto de Boeing para la USAF, adolece de algunos problemas que han mermado su operatividad y retrasado sus entregas. (Boeing)

El A330 MRTT de Airbus podría convertirse a final de esta década en el nuevo avión de reabastecimiento de la USAF. (Airbus)

Los desarrollos actuales de RPAS especializados en el reabastecimiento táctico darán lugar a modelos más grandes y con capacidad estratégica. (Boeing)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.