Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Inversiones multimillonarias en misiles de crucero Tomahawk en Estados Unidos

Los avances que chinos y rusos están llevando a cabo en torno a sus sistemas de ataque de alta precisión, con nuevos modelos a los que se les otorgan velocidades altísimas y una capacidad de ataque sin parangón, están propiciando que los estadounidenses no descuiden sus capacidades.

Ahí se inscribirían varios contratos conocidos solo hace unos días por los que el Ministerio de Defensa de los Estados Unidos anuncia inversiones multimillonarias en sus misiles de crucero Tomahawk que están especializados en ataques de alta precisión contra objetivos situados en puntos especialmente lejanos a los que pueden llegar de forma certera tras volar más de un millar de kilómetros desde el punto en el que se les dispare.

La Marina estadounidense, por medio del Naval Air Systems Command localizado en la Base de Patuxent River (Maryland), va a ser la beneficiaria. Ha acordado invertir casi seiscientos cincuenta millones de dólares en el proceso de mejora de varios modelos de sus Tomahawk. Quien ejecutará los trabajos y tareas asociadas al acuerdo, en un proceso no competitivo pues es el fabricante original del sistema al que nos referimos en esta noticia, no es otro que la firma Raytheon Missile Systems, con cuartel general en Tucson (Arizona) y con plantas de producción que además de ese emplazamiento incluyen las de Boulder en Colorado, Walled Lake en Michigan, Gainesville en Virginia o Clearwater en Florida. En estas plantas fabriles y en otras más se realizarán los trabajos que ahora se acaban de acordar.

De un lado, se ha acordado gastar 147,89 millones de dólares en la adquisición de un nuevo lote, el número 16, del modelo Block V del Tactical Tomahawk (TACTOM) All Up Round (AUR) de lanzamiento vertical. Se recibirán 90 nuevos misiles, se recertificarán otros de la variante Block IV y se incorporarán distintas piezas de repuesto para estos misiles y los elementos asociados a su empleo táctico y operacional. Las entregas y tareas asociadas deberán haberse completado en agosto de 2022, aunque la totalidad de la obligación económica se asumirá a cargo del presupuesto del actual año fiscal.

Más relevante aún es otro contrato, con un importe concretado de 493,44 millones de dólares, relativo a la recertificación de un importante lote de misiles TACTOM Block IV. Aprovechando ese proceso se va a proceder a su modernización con elementos y sistemas que mejoran sus capacidades de navegación y enlace de comunicaciones, lo que hará que puedan ser transformados, de forma racional y eficiente, a la variante Block V. Los trabajos se van a llevar a cabo entre los años 2020 y 2023 en función de contratos que se vayan rubricando y a los que se asigne la correspondiente dotación presupuestaria, aun no concretada.

De forma paralela, se obtendrán por parte de la U.S.Navy servicios de pruebas de vuelo y de apoyo a la ingeniería y beneficios adicionales en la revisión del estado, obsolescencia y recertificación de piezas de repuesto asociadas a este sistema de armas y que se encuentran en los depósitos de almacenamiento asociados a los TACTOM. (Octavio Díez Cámara)

Fotografía: Para comprobar el estado real de estas armas se realizan de forma programada pruebas como la del funcionamiento de sus motores impulsores. (U.S.Navy)

Buena parte de la capacidad de ataque de alta precisión de los Estados Unidos se sustenta hoy en sus misiles de crucero Tomahawk. (U.S.Navy)

Las versiones del Tomahawk son varias. Aquí vemos a unos marineros manipulando uno de ellos para su embarque en un submarino. (U.S.Navy)

Los Tomahawk han sido disparados por los estadounidenses contra todo tipo de objetivos en las últimas dos décadas, resultando de gran ayuda para neutralizar distintos blancos conocidos. (U.S.Navy)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.