Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Los IFV Lynx del Ejército húngaro dotados con el sistema de protección activa StrikeShield

Los 209 nuevos vehículos de combate de Infantería IFV Lynx adquiridos  recientemente por Hungría a Rheinmetall, estarán equipados con el sistema de protección activa APS StrikeShield hard-kill de la firma alemana. Hungría se convierte así en el último cliente de esta tecnología innovadora; parte de la cartera de productos que ofrece Rheinmetall desde 2006.

Este sistema de protección, será suministrado por Rheinmetall Protection Systems GmbH, pues el pedido asciende a más de 140 millones de euros. La decisión de Hungría a favor de StrikeShield, en buena medida viene inducida por el compromiso del miembro de la OTAN de participar en misiones exigentes, allí donde los sistemas de armas antitanques modernos presentan una peligrosa amenaza para las fuerzas propias.

El sistema StrikeShield puede considerarse la tercera y última generación de la denominada tecnología Active Defense System (ADS) de Rheinmetall, una variante específica de Hard-kill APS. En realidad, es un sistema distribuido, cuyos sensores y contramedidas están integrados en el contorno de todo el vehículo. Según el fabricante, entre otros beneficios, el StrikeShield tiene las emisiones más bajas en el espectro electromagnético del mercado; así como el tiempo de reacción más rápido en situaciones de emboscada y con múltiples amenazas. Todo el conjunto, protege al vehículo de las amenazas de diferentes ojivas, como son cohetes o misiles; procediendo a neutralizar los proyectiles entrantes antes de que impacten en la plataforma.

 

El APS StrikeShield, se integra mecánicamente en los mosaicos de armadura híbrida del Lynx. En lugar de los módulos de blindaje adicionales pasivos convencionales, la plataforma contará con placas de blindaje pasivo espaciadas que incorporan e intercalaran los componentes del APS entre una capa exterior y las placas interiores montadas en el casco del vehículo.

 

Según el Dr. Manfred Salk, CEO de Rheinmetall Protection Systems GmbH  “los efectos de los que te protege la armadura pasiva están estandarizados y se comprenden bien. Pero los diseños híbridos son diferentes, aquellos permiten hacer un trabajo mucho mejor al lidiar con los nuevos efectos y amenazas, como la energía residual de un cohete inutilizado que golpea el vehículo y deflagra. La combinación de esas tecnologías pasivas y activas en sistemas híbridos, por lo tanto, ofrece a los clientes beneficios únicos con respecto a la capacidad de protección, pero también en peso y rentabilidad”

 

Rheinmetall Protection Systems GmbH es el centro de excelencia de la firma en tecnologías de supervivencia; el núcleo de su estrategia del producto es la hibridación de soluciones de blindaje, que brindan así una perspectiva con soluciones de supervivencia más ligeras y basadas en sensores destinados a plataformas blindadas. (Antonio Ros Pau)

 

Fotografía: Hungría incorporará a sus IFV Lynx el sistema de protección activa durante la fase de producción del blindado.

El Lynx hibrido con el StrikeShield, en lugar de los módulos de los blindaje adicionales pasivos convencionales, la plataforma contará con placas de blindaje pasivo espaciadas que incorporan los APS entre las capas.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.