Sábado, 1 de octubre de 2022 Iniciar Sesión Suscríbase

Grecia recibe los dos primeros aviones de combate F-16 modernizados

Uno de los dos primeros F-16C griegos modernizados (foto Embajada Estados Unidos en Grecia

La Fuerza Aérea de Grecia recibió el  12 de septiembre los 2 primeros aviones de combate F-16 modernizados en el marco de un programa por valor de 1.500 millones de dólares, que afectará a un total de 83 unidades.

La entrega, presidida por el ministro de Defensa griego, Nikolaos Panagiotopoulos, se realiza en el marco de la enésima tensión de Grecia con su vecina Turquía,  que justifica el creciente incremento del gasto militar de Atenas.

Estos 2 primeros F-16C modernizados, que han sido presentados en la base aérea de Tanagra, al noroeste de Atenas, son los primeros de un total de 83 cazas que la industria aeroespacial griega, en coordinación con el fabricante estadounidense Lockheed Martin, ha dotado de electrónica avanzada, un nuevo cockpit y de nuevos sensores y armamento, entre otras mejoras.

Banderas puestas en la ceremonia de los dos primeros F-16C griegos modernizados (foto Embajada Estados Unidos en Grecia)

Destaca en dichos trabajo, que actualiza al avión de combate al más moderno estándar, el denominado F-16 Viper Bloque 72,  el cambio del radar principal por el denominado  de haz ágil escalable o Scalable Agile Beam Radar (SABR) AN/APG-83. Este sensor, de última generación, de apertura activa mediante escaneado electrónico o  Active Electronically Scanned Array (AESA),  los haría interoperable con los F-35, cuya adquisición también estaría Grecia estudiando.

El jefe del Estado Mayor Conjunto de Grecia, el general Constantinos Floros, dijo que la finalización exitosa y oportuna del programa “es una cuestión de la más alta importancia nacional. Cualquier agresor potencial tendrá que pensárselo dos o tres veces antes de probar suerte”, una vez completada la actualización, afirmó durante el acto de entrega. Aunque, sin mencionarlo, el militar griego se refiere a Turquía, con la que se ha entrado en un nuevo momento de crisis, tras las repetidas y poco disimuladas amenazas del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, respecto a que su país podría invadir las islas orientales griegas del Mar Egeo.

Desde Ankara se afirma que las islas han sido militarizadas ilegalmente, mientras que Atenas afirma que necesita defenderlas contra posibles ataques. Los dos aliados de la OTAN también están en desacuerdo por los derechos sobre el gas y el petróleo en el fondo del Mediterráneo Oriental,  y sus aviones de combate se interceptan mutuamente de forma casi rutinaria, simulando ataques aire-aire, sobre el Egeo.

El ministro de Defensa griego Panagiotopoulos presidió la ceremonia de la entrega de los dos primeros F-16C modernizados (foto Embajada Estados Unidos en Grecia)

Grecia, tras años de apenas poder invertir en la modernización de sus Fuerza Armadas (FAS) por causa de la grave crisis financiera mundial, que principalmente la afectó entre 2010 a 2018,  se ha embarcado en un gasto en defensa multimillonario. Así, ha comprado o encargado a Francia aviones de combate Dassault Aviation Rafale y nueva fragatas y tiene previsto adquirir  aviones de combate F-35A, modelo de despegue y aterrizaje convencional,  a Estados Unidos.

Los F-16, desarrollados en la década de los setenta del siglo pasado, son el “caballo de batalla” de la Fuerza Aérea de Grecia, dado que Atenas adquirió un primer lote de 40 aviones en 1989 y otros 130 a lo largo de los años. Aunque la actualización se llevará a cabo en sólo un total de 83  de los aparatos de la flota. Respecto a las entregas, otros cuatro F-16 más se actualizarán de aquí a finales de este año, estando previsto que los trabajos finalicen en 2027. (Julio Maíz Sanz)

 

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.