Sábado, 13 de agosto de 2022 Iniciar Sesión Suscríbase

El Gobierno español mantiene paralizado el proyecto del Eurodrone

Daniela Lohwasser, ingeniera jefe del programa de sistemas remotamente tripulado “Eurodrone” de Airbus Defence &Space, asegura que solo falta la autorización del Ejecutivo español para que se puedan materializar los contratos de producción. Hablamos del sistema clave europeo en el campo de medios aéreos no tripulados o RPAS (Remotely Piloted Air Systems) de altas prestaciones, MALE (Medium Altitude Long Endurance), lanzado a raíz de una propuesta de Airbus Defence & Space (DS), Dassault Aviation y Leonardo.

A las declaraciones de la directiva de Airbus, medios especializados en defensa franceses apuntan que ante la suspensión de la luz verde de España, el proyecto europeo de MALE sigue estancado. No es la primera vez que se critica desde medios franceses la falta de compromiso de España, principalmente por el endémico problema de asumir presupuestos de defensa a la altura de sus socios europeos.

Bien es cierto que la falta de acuerdo en los costes estaría en la génesis del problema, un 30% más alto que los previstos, lo que motivó importante  discusiones entre los citados grupos industriales participantes ​​y los Estados involucrados como clientes (Francia, Alemania, España e Italia). El retraso en la decisión llevo a  que la ministra francesa de Ministère des Armées (Ministerio de Defensa), Florence Parly amenazase con abandonar este proyecto.

Así, se hubo de esperar hasta noviembre de 2020 para ver finalmente acabado el borrador de contrato, bajo los auspicios de la Organización Conjunta para la Cooperación en materia de Armamento o OCCAR (Organisation Conjointe de Coopération en matière d'Armement). Sin embargo, el acuerdo técnico debía de refrendarse por los países socios, que a la postre  son los que aportan la imprescindible financiación del programa.

Si Francia lo aprobó sin ningún problema, Alemania, a través del comité de finanzas de la cámara baja de su parlamento el  Bundestag, se tomó el tiempo para examinar un informe muy crítico sobre este programa, que describía el "riesgo de deslizamiento financiero" y los  "costos adicionales imprevisibles" debido a una "distribución inusualmente unilateral de riesgos a expensas de los clientes". Pero finalmente ganó el aspecto político de fortalecer la defensa europea ... y fue aprobado el proyecto.

Posteriormente Roma también dio su ok, pero los meses del 2021 han ido pasando y España todavía no ha dado su consentimiento a la continuación del programa “Eurodrone”.

"Tenemos luz verde de Alemania, Italia y Francia, y todavía estamos esperando la de España", decía Daniela Lohwasser el pasado 30 de noviembre. Y una vez  se tenga luz verde de Madrid, continuó, "pueden pasar algunos meses más antes de que estemos listos para firmar finalmente los contratos completos".

La elección de la planta motriz que, según las especificaciones adoptadas a petición de Alemania, se basará en dos motores turbohélice, aún no se ha concretado, siendo  dos fabricantes los que se postulan para proporcionarlos,  el francés Safran y el italiano Avio.  “Estamos trabajando para finalizar las últimas ofertas. Anunciaremos el proveedor del motor inmediatamente después de firmar el contrato. No antes ”, dijo Daniela Lohwasser.

Antes de estos últimos retrasos, la entrega del primer “Eurodrone”, que se destinará al Ejército del Aire y del Espacio o Armée de l’Air & de l’Espace francés estaba prevista para 2028. (Julio Maíz Sanz)

Fotografía: Imagen digital del “Eurodrone” .(foto Airbus DS)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.