Miércoles, 10 de agosto de 2022 Iniciar Sesión Suscríbase

General Dynamics gana el concurso del futuro carro ligero del Ejército de Estados Unidos, la barcaza se deriva de la del Pizarro español

El Ejército de Estados Unidos (US Army) acaba de anunciar, refrendando que los carros ligeros sí son válidos para futuros conflictos, que ha seleccionado la propuesta de General Dynamics Land Systems para obtener lo que definen como Mobile Protected Firepower (MPF).

El Ejército de Estados Unidos (US Army) acaba de anunciar, refrendando que los carros ligeros sí son válidos para futuros conflictos, que ha seleccionado la propuesta de General Dynamics Land Systems para obtener lo que definen como Mobile Protected Firepower (MPF).

La decisión es el resultado de la validación de los prototipos presentados a todo tipo de pruebas por parte de BAE Systems y General Dynamics, las dos empresas que lideraban soluciones de alto nivel. La selección de la propuesta de la última, permitirá que a partir de 2025 comiencen a llegar a las unidades lotes de carros que permitan formar núcleos de una quincena de MPFs para cada uno de los IBCT (Infantry Brigade Combat Team) de las brigadas ligeras o aerotransportadas del United States Army.

En el contexto actual de conflictos como el ucraniano donde los carros de combate rusos han demostrado una elevada vulnerabilidad, la decisión de Washington llega con contundencia para demostrar la valía del concepto. De momento se van a destinar 1.014 millones de dólares para obtener esos carros ligeros, que podrán dirigir su pieza principal contra diferentes objetivos en el campo de batalla, sobre todo bunkers y posiciones del adversario.

Potencia limitada

La concepción de la propuesta MPF de General Dynamics para el Ejército de Estados Unidos sigue unas líneas clásicas. Es un carro ligero con un chasis compacto, con seis ruedas en cada una de las orugas laterales, además de la tensora e impulsora. Se derivaría, convenientemente transformado, del que la compañía produce para el programa británico Ajax, que a su vez es una evolución del que emplean los carros de combate de Infantería/Caballería Pizarro del Ejército de Tierra español.

La torre del MPF, en una posición retrasada, cuenta con un sistema de estabilización, una moderna dirección de tiro y un largo cañón de 105mm que le confiere buena capacidad para batir objetivos en posiciones fijas o desplazándose. Sobre las previsiones de puesta en servicio de estos carros ligeros, decir que parece que los primeros 26 ejemplares de los 96 inicialmente previstos llegarían a las unidades a finales de 2023, con la fecha de 2025 como punto de partida operativo del sistema MPF que es clave en los esfuerzos de modernización del United States Army. A largo plazo, y en el horizonte de 2035, la cifra de los contratados podría superar los 500.

Como detalles conocidos, los MPF de General Dynamics, que tendrían un coste unitario próximo a los 12,7 millones de dólares la unidad, incluirán el sistema de control de fuego usado en los M1A2 SEPv3. Se supone a los MPFs una masa del orden de 40 toneladas y buenas prestaciones de aceleración en todo tipo de terrenos gracias a los casi 1.000 caballos de su propulsor. (Octavio Díez Cámara)

Fotografía portada: La barcaza del  carro ligero MPF que llegará al Ejército de Estados Unidos (US Army)

 

 

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.