¿Desea recibir notificaciones de www.defensa.com?
X
Viernes, 14 de junio de 2024 Iniciar Sesión Suscríbase

G-UCAS, el dron de líneas furtivas bien armado para el combate aéreo ligado al Tempest

Entre las novedades en torno a los sistemas aéreos de combate no tripulados (UCAS, Uncrewed Combat Aerial System)  que hemos visto en el salón militar británico DSEI, que se ha celebrado en Londres, nos ha parecido especialmente relevante es el designado G-UCAS de la compañía británica BAE Systems.

Llevan pocos años trabajando en él y su desarrollo, así como su entrada en servicio, estaría aparejada al complejo programa del sistema de combate aéreo  futuro Tempest, que impulsan británicos, japoneses e italianos.

Paralelamente a él, BAE Systems ha iniciado varios diseños conceptuales que buscan diferentes plataformas autónomas bajo la designación genérica de drones de combate. Uno, que en su fuselaje lleva las siglas G-UCAS, es el designado como Concept 2. Se trata de una plataforma autónoma de tipo colaborativo (ACP, Autonomous Colaborative Platform) que estaría especialmente designada para trabajar junto a aviones convencionales para darles más cobertura y capacidad en sus cometidos.

Puede equipársele con dos misiles aire-aire Meteor de largo alcance con los que contrarrestar de forma diligente a potenciales adversarios. (Octavio Díez Cámara)

Buen potencial

El dron presentado por BAE Systems, del que pueden observar sus líneas furtivas en las imágenes adjuntas, es una plataforma de tamaño medio que busca aportar capacidades que lo hagan decisivo en entornos complejos. Será ágil y de fácil obtención, destacando que su construcción modular facilitará el que surjan versiones de uso naval o terrestre o que pueda llevarse en un contenedor semidesmontado para operar con él en cualquier punto del planeta.

El G-UCAS ACP Concept 2 incluye una disposición de fuselaje que busca que este dron de combate sea difícil de detectar, para incidir en su supervivencia. Incluye un reactor con toma de aire sobre la parte trasera que le brinda suficiente potencia para volar a velocidades superiores a 0,75 Mach y llevar una carga de armas importante.

BAE Systems ha declarado que este avión, que tiene una masa en orden de vuelo de 3,5 toneladas, podría llevar hasta 500 kilogramos de sistemas o de armas. Entre los primeros se incluirían contendores electrónicos para perturbación o módulos con cámaras de distinto tipo para cometidos ISR (Intelligence Surveillance Reconnaissance).

Se aprecia claramente que el G-UCAS mostrado en DSEI es aún una maqueta, aunque no se descarta que ya haya algún prototipo en vuelo. (Octavio Díez Cámara)

Una aire-superficie con nada menos que 12 mini misiles tipo Spear y otra aire-aire con dos misiles de largo alcance Meteor, armas ambas fabricadas por MBDA.De los segundos, dos opciones.

El G-UCAS ACP Concept 2, que se caracteriza por ser un avión de despegue y aterrizaje convencional y por sus sistemas eléctricos de vuelo, es capaz de volar a 40.000 pies de altura y su rango de vuelo alcanzaría cinco horas.

Operativamente hablando actuaría de forma independiente, volando con equipos autónomos e inteligencia artificial, o colaborando con el esfuerzo de otras plataformas aéreas propias pilotadas. Generalmente, asociado al Tempest u otros aviones, aportará capacidad ofensiva y defensiva, y ofrece la ventaja de que no incluye piloto, por lo que su pérdida sólo sería un factor económico. (Octavio Díez Cámara)

 

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.