Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

La Fuerza Aérea estadounidense honra a sus aviadores Tuskegee pintando de rojo el nuevo entrenador T-7A Red Hawk

La Fuerza Aérea estadounidense ha presentado formalmente su nuevo avión de entrenamiento resultante del programa T-X, bautizándolo T-7A “Red Hawk” (Halcón Rojo) y decorándolo en honor del escuadrón de pilotos afroamericanos conocido como los “Tuskegee Airmen” que sirvieron en la Segunda Guerra Mundial.

Tras la entrada de Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial, el presidente Franklin D. Roosevelt propulso la creación de una unidad aérea formada por pilotos afroamericanos. De ahí surgieron los Aviadores de Tuskegee por el instituto de Alabama donde el Cuerpo Aéreo del Ejército estableció un escuadrón de entrenamiento usando un aeródromo próximo.

Se conformó así el 332º Grupo de Combate que actuó en la Segunda Guerra Mundial en misiones de ataque, reconocimiento y patrulla en el Mar Mediterráneo, Océano Pacífico y en Italia y que después actuó en Europa dando protección a los bombarderos empleados sobre Alemania y Austria. Posteriormente actuarían en la Guerra de Corea y en la de Vietnam. Solo durante la Segunda Guerra Mundial participaron 445 aviadores de este grupo, perdiendo la vida en combate o accidentes 80 de ellos.

Los aviones de este escuadrón fueron decorados con un llamativo color rojo en el timón de cola de ahí que también se les conociera como “Red Tails”, motivo que ha sido reproducido en el nuevo avión de entrenamiento y que ha servido para bautizarlo (“Red Hawk”). El mismo esquema de pintura fue aplicado con posterioridad a aviones como el Republic P-47 “Thunderbolt” o el North American P-51 “Mustang”.

De esta manera el pasado 16 de septiembre tuvo lugar en National Harbor (Maryland) durante la Conferencia de la Air Force Association el acto de presentación del avión, a cargo del Secretario de la Fuerza Aérea, Matthew Donovan acompañado del coronel Charles McGee, un veterano del 332º Grupo de Combate con más de 400 misiones de combate.

Durante su intervención Donovan puso en valor el legado de los “Tuskegee Airmen” y recordó que el nombre “Red Hawk” también es un homenaje al avión de combate Curtiss P-40 “Warhawk”, el primer avión que operó el 99th Fighter Squadron, la primera unidad del Cuerpo Aéreo del Ejército en la que volaron pilotos afroamericanos.

El T-7A “Red Hawk”

El nuevo avión de entrenamiento avanzado de la Fuerza Aérea estadounidense recibe así su designación oficial después de que el programa haya sido conocido como T-X. Boeing y Saab se adjudicaron en septiembre del año pasado el contrato valorado en 9.200 millones de dólares.

Este contempla la fabricación de 351 de estos aviones, 46 simuladores y el equipo asociado que reemplazará así a los veteranos T-38C “Talon”. De esta forma se facilitará la formación de los pilotos para operar un avión de combate como el F-35, estando previsto que los primeros aviones y simuladores lleguen en 2023 a la base tejana de San Antonio. (José Mª Navarro García)

Fotografía: El nuevo T-7A Red Hawk (USAF)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.