Viernes, 23 de febrero de 2024 Iniciar Sesión Suscríbase

La Fuerza Aérea de los Estados Unidos despliegue sus bombardeos B-52 en Guam para hacer frente al desafío chino

Uno de los B-52h recientemente desplegados en Guam. (Foto PACAF)

Parece increíble que uno de los principales elementos de disuasión de los Estados Unidos siga siendo un bombardero como el B-52H Stratofortress, que lleva en servicio casi 65 años, como acaba de mostrarse con el despliegue de varios de ellos en Guam para plantar cara a China.

En la última semana de enero, varios bombarderos Boeing B-52H Stratofortress de la 5ª Ala de Bombardeo, con base en Minot, en Dakota del Norte, aterrizaron en la base Andersen, en Guam (antiguo territorio español del Pacífico Occidental), formando parte de las misiones de disuasión estratégica con una Fuerza de Tarea de Bombardeo, o Bomber Task Force (BTF), de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos. El objetivo de este BTF es fortalecer las capacidades de disuasión de la USAF en el Pacífico, dentro de las Pacific Air Forces (PACAF).

Durante su despliegue en Guam, tanto los aviones B-52H Stratofortress como el personal operativo y de apoyo, están asignados al 23º Escuadrón Expedicionario de Bombarderos o 23rd Expeditionary Bomb Squadron (EBS).  Estamos, según el relato oficial, ante un poderoso instrumento de ataque aéreo de los Estados Unidos que se integra junto a aliados y socios para demostrar el compromiso de Washington con la seguridad y la estabilidad en el Pacífico Occidental.

Despegue de un B-52H desde Minot, en esta época del año normalmente cubierta de nieve, camino de Guam. (Foto USAF)

Las misiones llevadas a cabo por esta Fuerza de Tarea de Bombardeo tienen como propósito fundamental demostrar las capacidades de los B-52H para disuadir, denegar y ejercer dominio, con la finalidad de influir y desalentar cualquier intento de agresión por parte de los países adversarios o competidores. Aunque no lo menciona expresamente el comunicado oficial, se refiere a la conflictiva Corea del Norte y a la gran potencia regional de la zona, China, que a diario amenaza con sus aviones y buques de combate a Taiwán, aliado de Estados Unidos.

En este sentido, los B-52H Stratofortress, como activos estratégicos estadounidenses, desempeñan todavía un papel crucial, teniendo en cuenta que hablamos de un avión diseñado a finales de los años cuarenta del pasado siglo, cuyo prototipo realizó su primer vuelo en abril de 1952, entrando en servicio en la Fuerza Aérea de los Estados Unidos en 1955.

Incluso si nos referimos a la actual flota, unos 70 del modelo B-52H, fueron construidos por la multinacional Boeing entre 1960 y 1962. Obviamente, durante estas seis décadas y media se han modernizado en múltiples ocasiones.

Estos despliegues de las Fuerzas de Tarea de Bombardeo no solo buscan exhibir el poderío militar y cumplir los planes de adiestramiento continuo de la USAF, también quieren enviar un mensaje claro de determinación y capacidad de Washington para proteger los intereses estratégicos y mantener la estabilidad en el ámbito internacional. Esta política se está aplicando en la región del Indo-Pacífico, prioritaria para Estados Unidos, como determinó la Administración Obama y han mantenido las sucesivas de Trump y Biden. (Julio Maíz)

 

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.