Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Finlandia potencia su Fuerza Aérea en un escenario de tensión con Rusia

La tensión entre los países europeos y Rusia ha ido, por diversos motivos, creciendo en los últimos años. Los vuelos de aeronaves rusas de diferentes modelos aproximándose a la frontera de distintas naciones del norte de Europa se han incrementado, lo que ha dado lugar a mejoras en los propios sistemas de detección y en el establecimiento de patrullas aéreas más ágiles para su interceptación segura.

Esa búsqueda de mejor capacidad de reacción en tiempo de paz, que es exportable a situaciones en los que por diversos motivos se pudiese dar una confrontación bélica real, ha llevado a Finlandia a realizar un importante esfuerzo para mejorar el potencial de su Fuerza Aérea. Paralelamente a la adquisición de nuevos sistemas de armas -en especial del tipo aire-superficie-para su flota de algo más de sesenta F-18C/D Hornet, para los que ya se han planteado incidir pronto en un nuevo modelo con el que reemplazarlos en los últimos años de la próxima década -tras modificarlos entre 2012 y 2016 al estándar MLU2 estudian y valoran opciones europeas, suecas o estadounidenses-, lo que han hecho es implementar su capacidad de operar con ellos en lugares distintos de sus bases normales en Rovaniemi y Kyopio-Rissala. Los dos escuadrones que habitualmente operan en ellas son destacados a otros lugares del país durante ejercicios y maniobras, aprovechando tanto aeródromos como puntos especialmente adaptados.

Son estos últimos, que ellos definen como bases aéreas temporales para tiempos de conflicto, los que han sido reforzados y sustancialmente ampliados en lo que es su número. Se han hecho varios planes y actuado en consecuencia, habilitando una veintena de puntos para poder desplegar en ellos pequeños grupos de cazabombarderos y el personal que los opera y apoya. Se han seleccionado carreteras rectas en áreas remotas, lo que facilita su ocultación a terceros. Allí, se han organizado pequeños almacenes, zonas de reavituallamiento de combustible y aparcamientos.

Con ese potencial, que mantienen activo en ejercicios como el reciente Ruska 17 ejercitado con los suecos y para el que alertaron nada menos que a dos mil novecientos reservistas que se sumaron a dos mil doscientos militares en activo, lo que se plantean es disponer de bases eventuales desde las que realizar operaciones de interdicción y hacerlo de forma que su ubicación no conocida les haga menos vulnerables. Se trataría de mover a esos lugares, en casos de alerta o crisis, los destacamentos y desde allí, de forma coordinada a través de los órganos centrales, organizar la reacción necesaria para interceptar a los medios aéreos de un hipotético adversario o para organizar acciones aire-superficie sobre objetivos terrestres o navales.

Finlandia mantiene una notable capacidad militar de sus ejércitos y decisiones como la expuesta amplían el potencial de su Fuerza Aérea para ser más eficiente ante hipotéticas crisis o conflictos. (Octavio Díez Cámara)

Fotografías:  

Los finlandeses han mejorado mucho la capacidad aire-superficie de sus Hornet, incluyendo desde hace unos meses el uso del misil de largo alcance AGM-158 JASSM. (Ilmavoimat)

Se han habilitado más puntos en zonas remotas de carreteras desde los que operar con los cazabombarderos finlandeses. (Ilmavoimat)

Finlandia acaba de modernizar más de sesenta de sus F-18 Hornet al estándar MLU2 y pretende mantenerlos operativos hasta finales de la próxima década. (RAF)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.