Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

El F-35 declarado operacional en el Reino Unido pese a tener capítulos pendientes

La NAO (National Audit Office) del Reino Unido llegó a la conclusión que la capacidad operativa inicial, o IOC (Initial Operating Capability), desde bases terrestres de los cazabombarderos F-35 del Reino Unido, que se declaró en diciembre de 2018, se otorgó concediendo 67 excepciones, un tercio de las cuales no estaban resueltas quince meses después, y no está claro con qué criterios se valoró esa certificación, sufriendo esa flota problemas de disponibilidad, infraestructuras, logística y seguridad, según los auditores.

De hecho, la a NAO señala que unas 20 de las exenciones aún no se habían resuelto hasta febrero. Ese ente reconoce que el Ministerio de Defensa puede beneficiase de exenciones al poner en servicio una nueva capacidad. Así, las capacidades que no cumplen con las especificaciones pero se consideran suficientemente buenas recibirían una.

La flota de estos aviones estuvo en el suelo durante 34 días seguidos a finales del verano de 2018.Las exenciones surgieron al poder demostrar su desplegabilidad mediante de un ejercicio planificado, debido a la disponibilidad de los cazas, la dependencia de los contratistas para el apoyo de la misión debido a la falta de personal instruido de la RAF (Royal Air Force) y la falta de acceso a las instalaciones de entrenamiento de apoyo de la misión en Estados Unidos. Los planes de instrucción en simuladores para el adiestramiento se han visto frustrados por dificultades técnicas y demoras en la verificación de las condiciones de seguridad. Otro desafío fue la incapacidad de programar aviones con datos de misiones del Reino Unido independientemente de Estados Unidos.

Esto se ha abordado con la apertura del laboratorio de reprogramación de Australia, Canadá y Reino Unido ACURL (Australian, Canadian and United Kingdom Reprogramming Laboratory) en la Base de la Fuerza Aérea, o AFB (Air Force Base), de Eglin (Florida), que se declaró como operativo en pasado mes de febrero. En su informe, que estudia cómo se proporcionan las nuevas capacidades en las operaciones de primera línea, la Oficina de Auditoría Nacional informó que en el período previo a ese hito se produjeron demoras en la provisión de instalaciones de entrenamiento sintético y esto afectó la disponibilidad de pilotos y técnicos de mantenimiento de las aeronaves, mientras que la operatividad de los aviones obstaculizó la capacidad de impartir entrenamiento. No obstante, la NAO dice que la RAF y la Royal Navy han progresado en las áreas de formación de personal y logística.

El Reino Unido tiene en servicio 15 F-35B en su territorio, asignados al 617º Escuadrón de primera línea. y al 207º de entrenamiento. Desde su llegada se han desplegado en Chipre y volado en misiones operativas en Oriente Medio. También participaron recientemente en un ejercicio Red Flag de Nivel 1 con sus socios en Five Eyes, Australia y Estados Unidos. El fabricante, Lockheed Martin, afirma que el programa F-35 continúa madurando a nivel mundial y ha dado pasos significativos en términos de fiabilidad y disponibilidad de aeronaves, con índices de más del 65 por ciento en capacidades de misión a nivel de flota la mundial y una operatividad consistentemente en las unidades de cerca del 75 por ciento. El Ministerio de Defensa del Reino Unido está pendiente de dar todavía respuestas al informe.

Fotografía: Cazabombardero F-35 de la RAF.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.