¿Desea recibir notificaciones de www.defensa.com?
X
Viernes, 12 de abril de 2024 Iniciar Sesión Suscríbase

Estados Unidos despliega en España cuatro bombarderos B-1B tras testar la capacidad de respuesta rusa en el Ártico

Un bombardero estratégico B-1B, de los que 4 se han desplegado en Morón. (foto USAF)

La Fuerza Aérea de Estados Unidos o United States Air Force (USAF) ha desplegado 4 de sus bombarderos estratégicos Rockwell B-1B Lancer en la Base Aérea de Morón de la Frontera del Ejército del Aire y del Espacio, de utilización conjunta con la USAF.

El 26 de marzo dos B-1B Lancer asignados a la 7ª Ala de Bombardero o 7th Bomb Wing aterrizaban en Morón, tras un largo periplo iniciado en la base aérea de Dyess (Texas). Se completaba así el destacamento formado por 4 de estos aparatos, que conforman la denominada Fuerza de Tarea de Bombardeo o Bomber Task Force (BTF) 24-2.

Antes de llegar a España, estos B-1B, como hicieran los dos que llegaron el  24 de marzo, testaron la capacidad rusa de respuesta en el Ártico volando en el espacio aéreo internacional sobre el mar de Barents, un escenario tenso de incidentes recurrentes con aeronaves de la Fuerza Aérea rusa y su Armada. Estas misiones fueron respondidas con la presencia de un MiG-31 de la Fuerza Aérea rusa,  como ya informamos.  

Según la USAF: “los bombarderos estratégicos transitaron hacia el área de operaciones del Mando Europeo de Estados Unidos, atravesando el mar de Barents. A lo largo de las misiones, los cuatro aviones estadounidenses operaron en el espacio aéreo internacional y en total conformidad con el derecho internacional”.

Estamos ante una nueva activación de la Bomber Task Force, con las que la Fuerza Aérea de Estados Unidos refuerza temporalmente las capacidades de las fuerzas aéreas de los países europeos de la OTAN, utilizando además de los B-1B, los bombarderos B-52H y B-2. Sin embargo, en esta ocasión la USAF aclara que se enmarca en un ejercicio global a gran escala: “Estamos ante un ejercicio general que incorpora docenas de ejercicios y actividades militares bajo múltiples mandos, que permiten a la Fuerza Conjunta de Estados Unidos entrenar con aliados y socios y mejorar el entendimiento compartido, la confianza e interoperabilidad ante los desafíos de seguridad en todo el mundo”.

Durante las próximas semanas, como sucede habitualmente con todos los despliegues de Bomber Task Force, los B-1B estacionados en Morón llevarán a cabo misiones diarias en toda Europa y en escenarios cercanos, integrándose con aliados de la OTAN y otros socios de Washington durante el despliegue.

Aunque por razones de seguridad no se hace público el escenario de las operaciones, lo más posible es que los B-1B lleven a cabo misiones de largo alcance en el Mar Mediterráneo, posiblemente extendiéndose a la parte oriental del Mare Nostrum y Oriente Medio, así como sobre Europa del Este, incluido el Báltico, y, de nuevo, hacia el Ártico. (Julio Maíz)

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.