Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

La espectacular decoración de un Harrier italiano para celebrar los 30 años en servicio del caza

La Marine Militare (MM) italiana ha conmemorado los 30 años que lleva operando el cazabombardero Boeing AV-8B Plus pintando uno con una decoración especial,  tanto en las alas como en el fuselaje y especialmente en su cola.

La idea de la Marine Militare de dotarse con estos cazas de despegue en corto/aterrizaje vertical o Short Take-Off and Vertical Landing (STOVL)  ​se manifestó a finales de los años sesenta del pasado siglo, cuando se realizó una demostración por la británica Hawker Siddeley del entonces  nuevo avión Harrier en el portahelicópteros “Andrea Doria”.

Al igual que en España, los italianos se dieron cuenta pronto de las capacidades que les otorgaría este cazabombardero,  pero también, como en el caso español, una ley de 1937 prohibía a la Marine Militare emplear aeronaves de ala fija, dado que tal atribución era exclusiva de la Aeronautica Militare Italiana (AMI).                       

En España, ya en los años setenta, Franco acababa de un plumazo con tan coercitiva regla, y en 1976 la Armada española recibía sus primeros AV-8A Harrier (de la versión fabricada por Boeing en Estados Unidos), del total de 13 unidades encargadas.   Mientras, en Italia, no se pudieron incorporar Harrier de 1ª generación, y la Marine Militare hubo de esperar a 1989, cuando se cambió la ley de 1937, tras lo cual y tras evaluar al  Sea Harrier y el AV-8B (2º generación), se encargaban dos biplazas TAV-8Bs en mayo de 1989. Adicionalmente, encargó 16 monoplazas AV-8B Plus, los tres biplazas y los tres primeros monoplazas se construyeron en Estados Unidos, mientras que el resto de aparatos fueron ensamblados en Italia por Alenia Aeronautica (hoy Leonardo) con componentes enviados por Boeing. 

Fue el 23 de agosto de 1991 cuando llegaron los tres biplazas a la estación aérea de Grottaglie (sur de Italia), muy cercana a la principal base naval italiana, la de Taranto, con lo que empezó la andadura de la Aviazione Navale de la Marine Militare con este caza. En 1994 llegarían los monoplazas fabricados en Estados Unidos y entre 1995 y 1997 los montados por Alenia Aeonautica, que han compuesto desde entonces el denominado  Gruppo Aerei Imbarcati (GRUPAER), los  “Wolves”.

El GRUPAER ha operado estos años desde el portaaviones “Giuseppe Garibaldi” (C551), que entró en servicio en 1985, y posteriormente, desde 2009, también desde el “Cavour” (C550),  a los que se sumará en 2022 el navío anfibio Landing Helicopter Dock (LHD) “Trieste” (L9890).

Ahora, desde Grottaglie nos llega la imagen del AV-8B Plus Harrier II matriculado MM7223 1-18, pintado especialmente para celebrar los 30 años del sistema en un esquema asimétrico gris oscuro en su fuselaje y planos. Pero lo que más destaca es el numeral 30 pintado en la parte fija de su estabilizador vertical con los colores de la bandera de la República italiana, amén de las huellas de lobos en el timón direccional o de cola.

En estos momentos el GRUPAER está en fase de reemplazar sus Harrier por 15 (en principio iban a ser 22) Lockheed Martin F-35B Lightning II, que operaran desde el “Cavour”, que recientemente se ha certificado en Estados Unidos para esas operaciones. (Julio Maíz Sanz)

Foto: El AV-8B Plus Harrier II pintado especialmente para celebrar los 30 años de servicio en las filas de la MM. (foto Oscar Bernardi)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.