Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Un avión de combate L-159 conmemora los 20 años en servicio del modelo en la Fuerza Aérea de Chequia

Entre las múltiples aeronaves que en la base aérea del Ejército del Aire español de Albacete están participando en el curso de vuelo del TLP (Tactical Leadership Programme/Programa táctico de líderes de Formación), destaca un avión de combate Aero Vodochody L-159 especialmente decorado para celebrar los 20 años en servicio de este modelo en la Fuerza Aérea de Chequia.

En el grupo de aviones del denominado bando Red Air, que se “enfrentan” a los del COMAO (Combined Air Operations/Operaciones aéreas combinadas), hay tres aviones de combate ligero Aero Vodochody L-159 ALCA (Advanced Light Combat Aircraft), encuadrados en el 212 Escuadrón Táctico o Tacticka Letka (212.TL), que tiene base en la base aérea checa de Caslav. Uno de ellos, el matriculado 6070, es el pintado con una decoración especial de tipo digital similar al camuflaje de los blindados 8x8 Pandur II del Ejército de Tierra checo, destacando con ello el rol de apoyo aéreo cerrado o Close Air Support  (CAS) de los L-159 en favor de sus tropas terrestres o de las de otros aliados de la Alianza.

Este aparato fue presentado oficialmente al público este mismo mes de septiembre durante el festival aéreo y militar checo NATO Days in Ostrava.  Lleva  además la imagen del caballo Pegaso pintada en el estabilizador vertical izquierdo y en su lado derecho otra del piloto de caza  František Peřina. Este militar de la entonces Fuerza Aérea de Checoslovaquia, tras huir del país bajo ocupación alemana en 1939, participó en la Segunda Guerra Mundial en las filas de la fuerza aérea de Francia y de Reino Unido, derribando trece cazas de la Luftwaffe alemana.

En la decoración aplicada detrás de la imagen del rostro de František Peřina se puede ver un caza Supermarine Spitfire V, como el que utilizó el piloto checo cuando servía en las filas de la Royal Air Force  (RAF) británica. Tras el conflicto se hubo de exiliar a Estados Unidos. Durante su larga estancia en Norteamérica trabajo como piloto comercial y como técnico aeronáutico. En 1993, tras la caída del comunismo, volvió a su país,  falleciendo en 2006 a la edad de 95 años, tras ser reconocido por la República Checa con el rango de teniente general honorario. (Julio Maíz Sanz).

Fotografías: El L-159 con decoración especial, en la cola se aprecia la imagen del piloto František Peřina. (foto: Julio Maíz/defensa.com).


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.