Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

España se queda fuera, de momento, del futuro helicóptero europeo

Cinco países europeos miembros de la OTAN (Alemania, Francia, Grecia, Italia y Reino Unido) han puesto en marcha un plan para diseñar y construir el helicóptero de transporte táctico de nueva generación de la Alianza, concebido para reemplazar las actuales flotas a partir de 2035. Según una declaración emitida el 19 de noviembre por la OTAN, estos países firmaron cartas de intención comprometiéndose en un  programa que busca un helicóptero de nueva generación o NGRC (Next-Generation Rotorcraft Capability).

Cuando todavía el helicóptero NHIndustries NH90 (que emplean cuatro de los socios del nuevo proyecto) está en fase de desarrollos de nuevas capacidades, y los Leonardo EH101 en Reino Unido, se  empieza a analizar  la puesta en marcha de un sustituto. España, que también basa su capacidad en el NH90, no ha tomado parte en este planeamiento inicial.

En los próximos años los socios de este naciente programa  trabajarán juntos para desarrollar "una capacidad de helicópteros completamente nueva" que reemplazaría una variedad de flotas medianas de helicópteros multifunción que se espera que se retiren entre 2035 y 2040. "Al invertir nuestros recursos y canalizar nuestras iniciativas de desarrollo a través de un marco multinacional, nos aseguramos de que los aliados estén equipados con las mejores capacidades disponibles, lo que ayuda a mantener la ventaja tecnológica de la OTAN", dijo el secretario general adjunto de la OTAN, Mircea Geoană, en el comunicado.                          

Las cartas de intención son documentos no vinculantes y el esfuerzo de cooperación inicial está en principio abierto a otros aliados y socios de la OTAN, sujeto a la aprobación de los participantes existentes, lo que podría ser una vía de entrada posterior para España en esta iniciativa. El proyecto todavía está en una fase muy inicial, por lo que no se han publicado detalles de los costos, el trabajo compartido entre las cinco naciones y los plazos. La OTAN prevé que los ministros de Defensa de los países participantes firmen un memorando de entendimiento jurídicamente vinculante para la fase inicial del concepto en 2022.

Mientras tanto, los aliados desarrollarán una declaración de requisitos para informar esa fase conceptual y elaborarán un plan de cooperación para definir, el desarrollo y despliegue de este helicóptero de próxima generación. Como helicóptero mediano multifuncional, será clave para renovar la capacidad de los aliados de la OTAN en las misiones de inserción y extracción de fuerzas de operaciones especiales, el transporte de tropas y  cargas pequeñas-medias dentro de los teatros operativos. También se utilizaría en evacuación médica, búsqueda y rescate o SAR (Search and Rescue) y en una variante naval de guerra antisubmarina o ASW (Anti Submarine Warfare).

La OTAN está lanzando este esfuerzo en paralelo con el que realiza el US Army   (Ejército de los Estados Unidos), que está estableciendo los requisitos para su propio nuevo helicóptero mediano multiusos, a través del concurso FLRAA (Future Long-Range Assault Aircraf). Se espera que un borrador de la solicitud de propuestas para esta aeronave que sustituirá a los Sikorsky UH-60, parte de la familia de sistema FVL (Future Vertical Lift), esté listo para fines de 2020. Bell y un equipo de Boeing-Sikorsky ya han construido un demostrador de tecnología, y se espera la adjudicación del contrato, con planes de presentar el nuevo aparato en 2030. (Julio Maíz Sanz).

Fotografia: En el punto de mira del programa  NGRC está sustituir en el futuro sistemas como el NH90, como este de la Aviación del Ejército de Tierra español. (foto Julio Maíz/defensa.com)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.