Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

La empresa Draken Internacional compra 12 cazas F-16 de la Fuerza Aérea holandesa

La estadounidense Draken Internacional, siguiendo los pasos de su competidora canadiense Top Aces, que compró F-16 a Israel, ha cerrado un contrato con el Ministerio de Defensa de los Países Bajos para hacerse con una docena de estos veteranos cazabombarderos de una versión modernizada o Mid-Life Update (MLU).

Serán empleados en el marco del contrato que le adjudicó a Draken Internacional el Departamento de Defensa de los Estados Unidos para actuar como fuerza aérea adversaria o Red Air, “enfrentándose” y entrenando a los pilotos de combate de los diferentes servicios aéreos norteamericanos. Con esta decisión Draken sigue los pasos de la canadiense Top Aces, que se convirtió en el primer operador privado de este polivalente aparato de combate, tras adquirir una partida de 29 unidades en 2020 al Gobierno de Israel, como ya informamos  en defensa.com

El Ministerio de Defensa de los Países Bajos notificó el 29 de junio al Parlamento holandés la venta de este primer lote de cazas, compuesto por una docena de F-16  que tiene almacenados su Real Fuerza Aérea, que está en pleno proceso de recepción de 46 aviones de 5ª generación Lockheed Martin  F-35A. Los Países Bajos son uno de los más sólidos miembros de la OTAN, siendo integrante de la fuerza de respuesta nuclear de la Alianza, por lo el país de alberga un depósito de bombas nucleares tácticas B-61. El rol de portarlas pasará así de los F-16 a los F-35A.

El contrato, cuyo monto no se ha especificado, prevé una opción para la venta de otras 28 aeronaves, que se entregarían de aquí a 2024.

Estos aviones "serán utilizados exclusivamente durante ejercicios y entrenamientos nacionales en territorio estadounidense", comunicó por su parte, insistió el Ministerio de Defensa holandés. Esta declaración es previa a la autorización de compra venta por Estados Unidos, debido a las leyes estadounidenses de control de exportaciones armas, que requieren de este paso previo a la re-exportación de estos aparatos que Holanda compró a General Dynamics a mitades de los años setenta.

La Fuerza Aérea holandesa todavía tiene una cincuenta F-16, de los más de 200 entregadas desde finales de la citada década, recientemente se vendió un ejemplo al Componente Aéreo de las Fuerzas Armadas de  Bélgica.

Draken International adquirió hace años una veintena de antiguos cazabombarderos Dassault Aviation Mirage F-1 a España, que había operado el Ejército del Aire. En su potente flota de aviones “agresores” alinea asimismo antiguos F-1 de la Real Fuerza Aérea de Jordania, una docena de A-4K Skyhawk comprados a Nueva Zelanda, la misma cantidad de Atlas Cheetah (variante sudafricana evolucionado del Mirage III), MiG-21 y Aero L-159 checos.

Al igual que Top Aces, Draken International podría actualizar los viejos F-16 holandeses equipándolos con una nueva computadora de misión, un nuevo radar de apertura electrónica sintética o Active Electronically Scanned Array (AESA),  sistema de búsqueda y seguimiento por infrarrojos o InfraRed Search-and-Track (IRST), enlace de datos Link-16, y los sistemas de señalización de blancos montados en el casco de vuelo o Joint Helmet-Mounted Cueing System (JHMCS). (Julio Maíz)     

Fotografía: Dos F-16AM de la Real Fuerza Aérea de los Países Bajos. (foto KLu)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.