Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El Ejército de Rumania quiere equiparse con carros de combate Leopard 2

El ejército rumano está buscando nuevos carros de combate equipados con un cañón  de 120 mm, con los que poder sustituir los modelos locales, desarrollados partiendo del modelo soviético T-55, un veterano diseño de los años cuarenta del pasado siglo.

Según fuentes castrenses de este país de la OTAN: "En la actualidad, el ejército rumano opera blindados modelo TR-85 y TR-85M1 que no cumplen con los modernos requisitos exigibles a los carros de combate principales  (o MBT (Main Battle Tank) como se conocen en inglés). Por lo tanto, el Ministerio de Defensa (de Rumania) está iniciando un programa dirigido a la modernización de la flota de tanques del servicio. Se van a realizar algunas solicitudes de información a posibles proveedores en próximas fechas”.  Estas declaraciones han sido recogidas por la agencia TASS, que además apunta a que el ejército rumano pretende reemplazar sus citados modelos, ya obsoletos, por los carros de combate de diseño alemán Leopard 2A5.

La fuente también enumeró algunos requisitos para los nuevos MBT necesarios para el ejército rumano. "El [nuevo] carro de combate debe estar armado con una cañón de 120 mm compatible con los estándares de normalización de la OTAN o STANAG  (Standardization Agreement)  y tener la capacidad de combate tanto  de día como de noche. El vehículo contará con subsistemas de computación de vanguardia y un moderno sistema  de comunicaciones. El MBT deberá poder ser tripulado por tres o cuatro personas".  El ejército de Rumania se estima que comprará unos 60 MBT, incluyendo 54 del modelo convencional para dotar un batallón de carros de combate y 6 de la versión de entrenamiento.

Según el informe analítico del Military Balance 2018 emitido por el  IISS (International Institute for Strategic Studies) que tiene sede en Londres, las FAS (Fuerzas Armadas) de Rumania operan: 42 TR-580, 104 TR-85 y 54 TR-85M1, que son la espina dorsal de los carros de combate de Rumania. Los referidos modelos derivan del blindado soviético T-55, que entró en servicio con el Ejército Rojo en el ya lejano año de 1949, siendo evolucionados en Rumania e incluso modernizados los M1 con sistemas estándares (sensores, comunicaciones, protección, etc) de la OTAN.

De incorporar Rumania los Leopard 2, posiblemente de excedentes de algún país de la Alianza, sería el onceavo país de la OTAN en operarle tras: Alemania, Canadá, Dinamarca, España, Grecia, Noruega, Países Bajos, Polonia, Portugal y Turquía, con lo que conlleva en estandarización y poder recibir apoyo en el vital campo de sostenimiento/mantenimiento.   (Julio Maíz Sanz)

Fotografía: Un carro de combate Leopard 2A5 del ejército alemán. (foto: Bundeswehr)

·Los veteranos carros de combate rumanos TR-85M1.(foto: Ejército de Rumania)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.