Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El Ejército de los Estados Unidos refuerza su arsenal de armas ligeras

El Ejército de los Estados Unidos tiene, como ya hemos ido informando en defensa.com, varios programas activos para obtener nuevos sistemas de armas ligeras con los que, previsiblemente, irán equipando a determinadas unidades en las próximas décadas. Entretanto se concreten los estudios sobre su viabilidad e idoneidad, que no van a estar exentos de críticas provenientes tanto de empresas de la competencia como de estamentos que son poco ávidos a la hora de introducir cambios sustanciales en conceptos y calibres, se avanza para reforzar las actuales capacidades.

Recientemente, el United States Army Contracting Command de New Jersey ha rubricado un interesante contrato para adquisiciones que se recibirán durante los próximos cinco años, de forma que se cubre un periodo que va hasta el 1 de diciembre del año 2023. El beneficiario de la compra es la compañía estadounidense SIG Sauer y con ella se recibirán armas cortas y largas de diferentes conceptos, destacando del acuerdo que se le califica como de tipo comercial (COTS, Commercial Of The Shelf), porque apuesta por una compra directa de sistemas que no están estandarizados dentro de la categoría clásica Mil-Spec -que cumplen determinadas especificaciones técnicas, fabriles y de características intrínsecas, por su alto nivel de exigencia, al entorno militar-, y que incluye varios modelos curiosos si tomamos como referencia las adquisiciones contrastadas estos últimos años de ese mismo tipo de material. Las armas van a fabricarse en la planta de Newington (New Hampshire).

Se van a invertir a partir del año fiscal de 2018 un monto de casi trece millones y medio de dólares tanto en armas como en complementos que incluyen cañones con rosca para situar silenciadores, cargadores, armazones superiores de repuesto y otro material, sistemas complementados con visores rugerizados TANGO6 y silenciadores que están siendo suministrados como resultado de contratos anteriores.

En esta nueva compra se incluye un número de armas no definido, aunque sí se conoce que modelos se van a incorporar al arsenal del U.S.Army. Se recibirán rifles del tipo MXC que son armas de asalto similares a los clásicos fusiles M4 del 5,56x45mm ya en uso pero que han recibido modificaciones que afectan a su mecánica, con un pistón de retroceso corto asociado a sus mecanismos de fuego, o su culata que es plegable frente a las clásicas extensibles. Se trata de un modelo que puede convertirse con facilidad a variantes que disparan tanto el .300 Blackout como el 7,62x39mm, lo que permitiría emplearlos en zonas de conflicto en las que hubiese gran cantidad de la última munición o se buscase la discreción aportada por el primero de ambos cartuchos.

Complementariamente, se obtendrán los MPX que son una versión de los anteriores adaptada para disparar cartuchos de armas ligeras que incluyen el clásico 9x19mm Parabellum y otros más. Se trata del mismo tipo de municiones que podrán emplear las pistolas que también se compran del tipo SP2022 en su versión con supresor sónico o sin ella, adquisición que contrasta con la reciente decisión sobre la obtención de decenas de miles de la estandarizada P320 -M17 la designan los militares-.

Por último la compra incluye un extraordinario fusil. Se trata del modelo 716G2, del que no sabemos si incluirá las variantes cortas Patrol y la de alta precisión DMR (Designated Markmanship Rifle). Inspirado en el concepto MCX, se trata de una transformación pensada para aprovechar el potencial de fuego y de capacidad de neutralización de objetivos que tiene el calibre 7,62x51mm, todo un clásico en distintos ejércitos. (Octavio Díez Cámara)

Fotografía: Los rifles 716 de SIG Sauer van a llegar al Ejército de los Estados Unidos en un contrato que cubre compras para los próximos cinco años. (Fotografía, SIG Sauer)

·Las formas de la SP2022 que va a recibir el U.S.Army son similares a las de la P320, aunque el objetivo de su incorporación no nos queda nada claro. (Fotografía, SIG Sauer)

·Este es el MPX K TACOPS, un modelo que por su tamaño compacto y prestaciones podría encontrarse dentro del contrato del que les hablamos en estas páginas. (Fotografía, SIG Sauer)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.