Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Los destructores norteamericanos basados en España “desafían” a Rusia

Desde primeros de mayo cuatro navíos de la US Navy y uno de la Royal Navy están en el Mar de Barents en operaciones de seguridad marítima en las desafiantes condiciones ambientales del  Círculo Polar Ártico, en las que se hace énfasis en la guerra antisubmarina.

Desde los años ochenta, en plena Guerra Fría, del pasado siglo no desplegaban en la zona los buques de superficie de la US Navy . El mar de Barents baña parte de las costas del norte de Rusia, en concreto las de la península de Kola, la gran isla de Nueva Zembla y las del archipiélago de Francisco José. Además en esa península del Ártico se asientan varias bases de la Flota del Norte de la Federación de Rusia, como la de Severomorsk, donde está el Cuartel General de esta poderosa fuerza naval.

Según la US Navy, las marinas aliadas y asociadas deben seguir siendo competentes en todos los entornos operativos para garantizar la seguridad y el acceso continuo a los mares. Esto es especialmente crítico en el Ártico, donde el austero entorno climático exige una vigilancia y una práctica constante.

El grueso del operativo naval los componen tres de los cuatro navíos de escolta de clase Arleigh Burke, asignados al escuadrón de destructores o DESRON (Destroyer Squadron Sixty)  60 que tiene sede en Rota (Cádiz), en concreto hablamos del USS “Donald Cook” (DDG 75), el USS “Porter” (DDG 78) y el recientemente incorporado USS “Roosevelt” (DDG 80).  Cuentan con el apoyo del buque de ayuda al combate de alta velocidad USNS (United States Naval Ship)  “Supply” (T-AOE 6), además del de la fragata HMS (Her/His Majestic Ship) “Kent” (F 78) de la Royal Navy. El objetivo del ejercicio es según Washington es “afirmar la libertad de navegación y demostrar una integración perfecta entre los (dos tradicionales) aliados de la OTAN”.

Adicionalmente un submarino nuclear de ataque de la US Navy está colaborando para servir de “objetivo” de este ejercicio que tiene un marcado objetivo de guerra antisubmarina o ASW (Anti Submarine Warfare), lo que motiva la presencia de un avión multimisión Boeing P-8A Poseidon del escuadrón de patrulla o Patrol Squadron (VP) 4. 

No se debe olvidar que el grueso de los submarinos rusos están basados en las instalaciones navales del norte de Rusia, y utilizan el mar de Barents y el contiguo de Noruega para acceder al océano Atlántico, por lo que la US Navy demuestra que en caso de crisis podría adelantar su capacidad ASW a este entorno ártico.

El Ministerio de Defensa de Rusia fue notificado de la entrada de la fuerza a las aguas internacionales del mar de Barents el 1 de mayo por la US Navy que asegura que “la notificación se hizo con el fin de evitar percepciones erróneas, reducir el riesgo y prevenir una escalada involuntaria”.

Los buques de escolta “Porter”, “Donald Cook” y “Kent” completaron recientemente un ejercicio bilateral ASW en el Mar de Noruega. Este ejercicio reforzó el entrenamiento combinado que las naciones recibieron el mes pasado mientras participaban en el centenario curso de entrenamiento de sus futuros comandantes de submarinos o SMCC (Submarine Command Course). (Julio Maíz Sanz).

Fotografía: En primer plano el USS “Donald Cook” se aproxima al navío logístico rápido USNS “Supply” (T-AOE 6) (centro) y al USS “Porter”. (foto: US Navy).


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.