Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Cómo multiplicar por diez la comunicación segura en vehículos de combate, submarinos, buques y aeronaves en movimiento

Las comunicaciones por satélite militares son más críticas que nunca y también  vulnerables a los ataques; están en el corazón de la batalla por la independencia estratégica en todas las áreas de invención militar. Mantener la conectividad es clave para la capacidad de las fuerzas armadas para compartir información de todo tipo entre los centros de mando y las unidades desplegadas en cualquier tipo de misión.

En este marco, Thales ha sido elegida por la agencia francesa de adquisiciones de defensa, DGA, para dirigir la segunda fase del sistema de comunicaciones satelitales Syracuse IV destinado a las Fuerzas Armadas galas. Esta fase, mejorará las capacidades de comunicaciones interoperables del Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea francesas en términos de velocidad de datos, disponibilidad, resistencia a las amenazas y conectividad de extremo a extremo.

Este hito crucial del programa, mejorará el rendimiento del segmento terrestre y en todos los teatros de operaciones de las tres ramas del ejército francés. La solución de Thales será decisiva para cumplir con los requisitos de capacidad en los programas terrestres, navales y de la fuerza aérea. Su objetivo es multiplicar por diez la capacidad de comunicación segura de los vehículos de combate en movimiento, los buques de superficie, los submarinos y ahora también los aviones. La tecnología de la empresa garantiza las comunicaciones en itinerancia tanto en la banda X como en la banda Ka y aprovecha al máximo el potencial de múltiples puntos de la tecnología HTS (High Throughput Satellite).  Para ello, todos los terminales terrestres del sistema podrán hacer un uso óptimo de la constelación de Siracusa IV. Su completa interconexión a través de nuevos terminales de acoplamiento permitirá un aumento considerable de la velocidad de datos al garantizar la cooperación conjunta entre los teatros de operaciones y con los centros de mando. También serán compatibles con recursos satelitales de terceros, según el área de despliegue, sin comprometer con ello la seguridad de las comunicaciones.

Para lograr este objetivo, Thales aprovechará su experiencia en integración de sistemas de alto nivel, y en particular su sistema de transmisión Modem 21 altamente seguro, garantizando así la disponibilidad y confidencialidad de todas las comunicaciones y brindar protección contra el espectro completo de amenazas sin impacto en las operaciones. El rendimiento, que es clave para retener la superioridad de la información en el combate de alta intensidad. La solución Modem 21 estándar de la OTAN de la firma, ha sido probada en combate durante más de diez años.

El papel de Thales junto a Alenia Space en este contrato, incluirá la gestión de misiones para la constelación de Siracusa y la gestión de las capacidades de anclaje del operador, la agencia de sistemas de información y redes de infraestructura conjunta del Ministerio de Defensa francés (DIRISI). Ambas empresas fueron también adjudicatarias del contrato notificado por la DGA a finales de 2015, destinado al suministro del segmento espacial formado por los satélites Siracusa 4A y 4B y su segmento terrestre de control y misión. (Antonio Ros Pau)

Fotografía: Thales ha sido elegida para mejorar las capacidades de las comunicaciones satelitales de la Fuerzas Armadas francesas. (Thales)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.