Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Las claves del Turkish Fighter: El nuevo caza turco de quinta generación

Hace meses que se incide mediáticamente en que Turquía no adquiera misiles tierra-aire de largo alcance del tipo S400 ruso, transacción que si se produce podría acabar con el suministro de los cazas avanzados F-35 Lightning II ya acordado entre estadounidenses y turcos. Entretanto se avanza o retrocede en ese sentido, en Le Bourget se acaba de presentar una maqueta a tamaño natural del llamado TF (Turkish Fighter), un avanzado cazabombardero que tiene unas líneas muy similares a las del F-22 Raptor y se muestra en un concepto mucho más elaborado que el del FCAS europeo. Se trata de un programa que se decidió acometer en 2010 y en el que además de empresas locales, lideradas por el consorcio TA (Turkish Aerospace), participan otras extranjeras entre las que destaca, por la asistencia tecnológica al proyecto, la británica BAE Systems.

Se ha previsto que el primero de estos cazas furtivos multirol de 5ª generación + vuele sobre 2025-2026, por lo que podría entrar en servicio, en un número que ahora se estima en unos doscientos cincuenta ejemplares, a finales de la próxima década. No obstante, de fracasar la llegada de los F-35 comprados a Estados Unidos podría incidirse en un avance de fechas para obtener los FX antes de las mencionadas.

El avión integrará una bodega interna para el transporte de armas que incluirán media docena de misiles aire-aire, de los que dos serán de corto alcance tipo WVR y cuatro de largo alcance BVR, o combustible. Se estima que en el rol de Defensa Aérea será de quinientas millas. De los datos facilitados y observados se puede concretar que el FX es un avanzado bimotor impulsado por dos turbinas que suman un impulso de cincuenta mil libras y le permiten alcanzar velocidades punta de Mach 2 y un techo en servicio de cincuenta y cinco mil pies.

La célula, optimizada para que sea difícil su detección por medios convencionales -sus formas son muy avanzadas y el proyecto de diseño del caza parece muy concretado a día de hoy-, es capaz de soportar maniobras de has 9 g’s. De las dimensiones de este diseño se sabe que mide 19 metros, tiene una envergadura de 14 y su superficie alar es de 70 m2, destacando que el peso máximo al despegue es de 60.000 libras de las que 20.000 se corresponden con su carga de armas. Se ha exhibido junto con numerosas bombas avanzadas y misiles de crucero, como el SOM, desarrollados por Roketsan. Menos se sabe de las opciones que se contemplar para aire-aire, aunque seguramente nos va a sorprender.

Sí han explicado que su letalidad será elevada y se apoyará en Inteligencia Artificial, incidiendo en que el piloto tenga la mejor percepción de lo que acontece a su alrededor y que la carga de trabajo sea la menor. Se apoyará en sistemas de misión de nueva generación, en enlaces con otros medios aéreos, en su concepción con firma térmica baja, en un fácil mantenimiento y en unos costos de operación bajos. La capacidad de Turquía de liderar, sola, un proyecto de esta envergadura dice mucho de la voluntad política al respecto y de la evolución de su potencial industrial aeronáutico. (Octavio Díez Cámara)

Fotografía: Esta imagen nos permite observar las líneas del ahora designado TF, un concepto que, aparentemente, está más desarrollado que el FCAS multinacional. (Octavio Díez Cámara)

·La integración de diversos sistemas de armas, que transportará en una bodega interna, se contempla ya desde los inicios del programa. (Octavio Díez Cámara)

·La industria aeronáutica militar turca ha sido capaz de poner a punto avanzadas armas aire-superficie que incluyen las bombas KGK-82.  (Octavio Díez Cámara)

·Las formas de la proa del TF se corresponden con lo más avanzado de los cazas furtivos y lo asemejan al estadounidense Raptor. (Octavio Díez Cámara)

·Junto al caza se desarrollan nuevas generaciones de armas autónomas capaces de ser lanzadas desde una distancia de seguridad suficiente. (Octavio Díez Cámara)

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.