Viernes, 12 de agosto de 2022 Iniciar Sesión Suscríbase

Las claves de la macro venta de aviones de combate Rafale franceses a Emiratos Árabes

Nada menos que 80 han sido los aviones de combate Dassault Aviation Rafale que ha acordado adquirir Emiratos Árabes Unidos (EAU), tras el acuerdo firmado con Francia valorado en 19.000 millones de dólares, que además incluye la adquisición adicional de una docena de aeronaves de ala rotatoria Airbus Helicopters H225M Caracal.

Estamos, en primer lugar, ante una adquisición muy importante en términos cuantitativos, no es normal vender 80 unidades en un solo contrato a un país extranjero, de hecho es la mayor venta internacional de aviones de este modelo que ha hecho Francia en su historia.  Es una operación fruto, en buena parte, de un acuerdo político, que tras años de incubación, se cerraba el pasado 3 de diciembre en el curso de un viaje del presidente francés, Emmanuel Macron, a los EAU, periplo que también ha llevado al mandatario francés a Catar y Arabia Saudita.

Una asociación estratégica más fuerte que nunca”, comunicaba la Presidencia francesa, tras firmarse el contrato en Dubái, entre el citado presidente de Francia y el príncipe de Abu Dabi, Mohamed bin Zayed.

Hablamos, además, de la mayor operación obtenida por Dassault Aviation con su actual principal producto, el avión de combate de 5ª generación Rafael, tras su venta a Egipto, India, Catar, Grecia, Croacia y ahora a EAU.

Según el Gobierno francés la adquisición de los 80 Rafale apoyará directamente el mantenimiento de 7.000 puestos de trabajo en el país, teniendo en cuenta es un producto que se construye al 100% en Francia, siendo muchas las empresas galas que suministran sus sistemas y componentes, ello sin contar la venta de su armamento, la mayor parte del cuál lo provee MBDA Francia.

Dassault fabrica actualmente una media anual de 11 de estos cazabombarderos, con lo que estaba en el umbral de rentabilidad mínimo para la vialidad económica de mantenimiento de la cadena de montaje. Con este nuevo encargo, al que se suma el reciente de Egipto por 30 aparatos adicionales, la media de fabricación se duplicará, como poco, aunque incluso podría a multiplicarse por tres.

Estos 80 Rafale, según lo acordado, se empezarán a entregar a partir de 2027, mientras que las últimas unidades se deberían entregar como muy tarde en 2031. Según el Ministère des Armées (Ministerio de Defensa francés), serán de la versión F4, el modelo más reciente y sofisticado del Rafale. El resultado inmediato es que las acciones del grupo Dassault subieron casi un 9%.

Los medio franceses de hacen eco de que esta operación con Emiratos, que deja fuera la compra del americano F-35, es la revancha de París por la cancelación del denominado “contrato del siglo” de la industria de defensa francesa, que implicaba la venta de una docena de submarinos a Australia, valorados en unos 66.000 millones de dólares.

Esta operación, encabezada por la empresa pública francesa Naval Group, fue frustrada tras aceptar de forma sorpresiva el Gobierno de Canberra la oferta de Estados Unidos y Reino Unido de suministrar a la Real Armada de Australia submarinos de propulsión nuclear, mediante el denominado acuerdo AUKUS.  Este fracaso significó un duro golpe para el presidente Macron, que aspira a renovar su cargo en las elecciones presidenciales de abril de 2022, un revés que ahora corrige la macro venta a Emiratos. (Julio Maíz Sanz)

Fotografía: Dos “Rafale” volando sobre el desierto de Yibuti, pronto los de los EAU lo harán sobre el de la península Arábiga. (foto Armée de l´Air)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.