Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Los cazas F-22 y F-35 de la Fuerza Aérea de Estados Unidos operarán cerca de la frontera española

La Fuerza Aérea francesa está organizando el ejercicio Atlantic Trident, en la base aérea de Mont de Marsan, a unos 130 kilómetros de la frontera española, en el que van participar Reino Unido y Estados Unidos con sus F-22A y F-35A. Atlantic Trident es un ejercicio de entrenamiento aéreo de combate de aviones de última generación de las tres fuerzas aéreas más punteras de la OTAN. Las dos primeras ediciones, en 2015 y 2017, tuvieron lugar en Estados Unidos desde la base aérea conjunta o Joint Base (USAF (United States Air Force) y US Army)  de Langley-Eustis (Virginia). Ahora, tras 3 años, la Fuerza Aérea de Francia, Armée de l´Air et l´Espace, tras negociar con los otros participantes, la USAF y la RAF (Royal Air Force), pone en marcha esta tercera edición entre el 17 y 28 mayo en la Base Aérea 118 de Mont de Marsan, a pesar de la pandemia.

Los protagonistas serán los Lockheed Martin F-35B Lightning II y los F-22A Raptor de la USAF, los Eurofighter Typhoon de la RAF, y los Dassault Aviation Rafale de la 30e Escadre de Chasse, basados en Mont de Marsan. Además, el  Armée de l´Air et l´Espace lo apoyará con todos sus medios, especialmente con el concurso de sus aviones de alerta y control aerotransportado o AEW&C (Airborne Early Warning & Control)  Boeing E-3F Sentry y los de reabastecimiento aéreo A330-200 MRTT (Multi Role Tanker Transport) Phénix.

Francia tiene la reciente experiencia del ejercicio Ocean Sky, organizado en las islas Canarias por el Ejército del Aire español, en un ambiente de medidas contra el COVID19 que les ha aportado bagaje sobre cómo organizar con este entorno el Trident Atlantic. Así, el próximo mes de mayo se podrán ver sobre los cielos de Las Landas y el Golfo de Vizcaya cazabombarderos de las tres fuerzas aéreas más importantes de la OTAN. En el pasado, los ejercicios se centraban principalmente en la defensa aérea, con escenarios de combate uno contra uno dentro del alcance visual, combate más allá del alcance visual y ejercicios de negación de área a todo tipo de aeronaves.

"El Armée de l´Air y la RAF definitivamente brindan una perspectiva única sobre cómo abordarían un escenario de combate similar y eso está ayudando a todos", comentó el capitán Michael, un piloto de F-22 Raptor que participó en la edición de 2017. “Abordan los problemas de manera diferente y nos brindan esa perspectiva única que otorga participar en una coalición aérea”. (Julio Maíz Sanz)

Fotografia: Formación de aviones de combate durante la primera edición del ejercicio “Atlantic Trident”, encabezada por un F-22A. (foto USAF).


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.