Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Boris Johnson asegura estar dispuesto a usar la fuerza para defender Gibraltar y las Malvinas

A pesar del acuerdo al que llegaron España y Reino Unido a finales del año pasado, y del que poco se sabe aún en la práctica, las reivindicaciones territoriales sobre el Peñón de Gibraltar han servido al primer ministro británico Boris Johnson para mandar una advertencia también válida, de paso, para Argentina.

El pasado 16 se publicaba en Reino Unido la última revisión estratégica bajo el nombre “Global Britain in a Competitive Age: the Integrated Review of Security, Defence, Development and Foreign Policy” (Gran Bretaña global en una era competitiva: la revisión integrada de seguridad, defensa, desarrollo y política exterior). Presentada en fechas recientes por el primer ministro británico ante la Cámara de los Comunes, que recoge entre otros compromisos, el aumento de la inversión en defensa en 16.000 millones de libras en los próximos cuatro años. Este documento, que analizaremos en breve, se refiere a las formas en que Reino Unido protegerá sus catorce territorios de ultramar, “disuadiendo y defendiéndose de las amenazas estatales y no estatales”.

A comienzos de este mes Vox presentó una proposición no de ley en el Parlamento Andaluz para su debe en pleno en la que instaba a la Junta de Andalucía a solicitar al Gobierno central rechazar un acuerdo con Reino Unido que implique “cualquier cesión o matización de las reivindicaciones históricas de España sobre el Peñón y la exigencia de su inmediata desocupación y reincorporación al territorio nacional. Se solicita además que la Junta de Andalucía denuncie la “ocultación” del acuerdo al que llegaron los dos gobiernos y que servirá de marco de relación entre los dos países en lo que a Gibraltar se refiere.

Según recogen medios británicos, la respuesta de Boris Johnson a esta reclamación no ha podido ser más enérgica afirmando que está listo para usar la fuera para defender Gibraltar de cualquier agresión, igual que lo haría en el caso de las Malvinas. Por ejemplo, para Reino Unido, la navegación de barcos de la Armada española o de la Guardia Civil por aguas de soberanía española son consideradas actos de agresión en lo que considera sus aguas territoriales. (José Mª Navarro García)

Fotografia: El Peñón de Gibraltar visto desde el Buque Hidrográfico Malaspina (Armada española)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.