Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Boeing presenta el primer P-8A Poseidón destinado a la Real Fuerza Aérea de Noruega

El primer de los aviones multimisión marítima Boeing P-8A Poseidón salía el pasado 9 de julio del  taller de pintura de la factoría de la multinacional sita en Renton (Seattle-Estado de Washington), ya pintado con los colores de la Real Fuerza Aérea Noruega. El acto de presentación es un paso previo a los vuelos de prueba, esperándose la  entrega de este primer P-8A, bautizado como Vingtor, a principios de 2022.

Noruega es uno de los ocho países que ya han adquirido el P-8A como avión de patrulla marítima multimisión o Multimission Maritime Aircraft (MMA), un concepto que reúne los roles de patrulla marítima, antisubmarino, antibuque, SAR, inteligencia, etc, La información del roll-out y las imágenes y el video lo facilita la agencia noruega de adquisición de material o Forsvarsmateriell, que gestiona el programa de adquisición, que se realiza con la mediación de la US Navy (Marina de los Estados Unidos), cuyo destinatario final es la Real Fuerza Aérea noruega o  Luftforsvaret.

Más allá del operador, las capacidades de los P-8 serán fundamentales para el sistema global de defensa de Noruega, sobre todo para monitorizar la gran actividad aeronaval de sus vecinos rusos en los septentrionales  mares de Barents y de Noruega, en una situación similar a la de la Guerra Fría, que enfrenta a la OTAN, de la que Noruega es socio, y Rusia. La Forsvarsmateriell encargó en marzo de 2017 un total de cinco de estos aparatos MMA, por un importe de 1.200 millones de dólares.

Recientemente, la Real Fuerza Aérea noruega reveló los nombres que aplicará a los cinco aviones P-8A Poseidón: Vingtor, Viking, Ulabrand, Hugin y Munin, que están inspirados en la mitología nórdica. Se mantiene así una tradición de casi 80 años que comenzó cuando se bautizaron con los nombres Vingtor, Viking y Ulabrand los aviones anfibios de patrulla marítima norteamericanos Consolidated (ahora Lockheed Martin) PBY-5 Catalina, que adquirió el Gobierno de Noruega en el exilio en 1942, en plena Segunda Guerra Mundial, cuando el país estaba ocupado por la Alemania de Hitler.

Desde entonces, otros aviones de patrulla marítima operados por la Luftforsvaret han llevado esos nombres, incluida su actual flota de Lockheed P-3C Orión, que será sustituida por el P-8A, que además asumirán el rol de guerra electrónica ECM o Electronic Warfare (EW)  y contramedidas electrónicas o Electronic CounterMeasure (ECM) asumidas por tres Dassault Aviation DA-20 ECM Falcon.

El primer avión P-8A de Noruega Vingtor volverá ahora a la fábrica para ser preparado para las pruebas de vuelo a finales de este mes, y después se instalarán los complejos sistemas de misión en el avión. El Vingtor, que lleva el serial militar noruego 9582, el número de construcción 66110/8796, y el BuNo 169582 de la US Navy, está pintado ya con las marcas del 333 Skvadron (escuadrón) de la Luftforsvaret, que incluye el anagrama de la serie de TV británica de los años sesenta, El Santo, pintado en el estabilizador vertica. Este aparato llegará previsiblemente a la que será su base permanente de Evenes sita en el aeropuerto de Harstad-Narvik (norte de Noruega) en 2022. Ya se informa desde finales de 2017 que 333 Skvadron se trasladaría desde la base de Andenes/Andoya a la cercana de Evenes con la llegada del nuevo avión, quedando de momento la instalación de Andoya, que se cerraría definitivamente en 2023, para situaciones de emergencia.   (Julio Maíz Sanz

Fotografía:  El primer P-8 de la Real Fuerza Aérea de Noruega. (foto Forsvarsmateriell)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.