Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Blindados “Fuchs” de desactivación de explosivos para el Ejército alemán

El Ejército alemán ha solicitado a Rheinmetall el desarrollo y suministro de un sistema de alto rendimiento destinado a la eliminación de artefactos explosivos, o EOD (Explosive Ordnance Disposal). Este nuevo dispositivo de alto rendimiento, se basa en el vehículo blindado de ruedas Fuchs/Fox 1A8, conocido como KAI, y ha sido especialmente adaptado para desarrollar esas funciones. El concepto representa un salto cualitativo en la capacidad del Ejército germano para detectar e identificar municiones sin estallar, minas o los explosivos improvisados (IED) que se puedan hallar en las zonas de operaciones, limitando los riesgos en el campo de batalla.

El KAI, puede operar tanto como integrado en un convoy, o como sistema independiente. Gracias a un versátil brazo manipulador multiarticulado, incorpora los sensores avanzado, gestionados mediante una  electrónica de alto rendimiento, que le proporciona una elevada precisión, con un alcance máximo operable de 10 m. y una capacidad de carga de 400 kg..

Con él, los artificieros del Bundeswehr, podrán realizar ahora el reconocimiento e identificación de objetos sospechosos desde una distancia segura. Los nuevos sistemas producidos en serie está ya en marcha, con la idea de realizar las entregas durante este año. Permitirá al personal destinado a la desactivación de artefactos explosivos, que opera todo el conjunto desde la  cámara de combate del KAI, investigar lugares sospechosos, así como  examinar e identificar las trampas explosivas u otros tipos de explosivos, minas o IED con gran precisión y desde posiciones seguras. Además de los elementos básicos, el manipulador puede acomodar a otras dos herramientas adicionales. Una de ellos es un sensor dual de 80 cm., que se puede utilizar para la investigación durante la marchas, está destinado a detectar zonas sospechosas y determinar si allí hay artefactos enterrados.

Igualmente, montado sobre un cabezal inclinable y panorámico,  dispone de una cámara como herramienta de visualización y es operada a distancia; con este dispositivo se puede examinar ópticamente lugares difíciles de visualiza, tales como: tuberías de drenaje, los laterales y la parte inferior de los puentes o ubicaciones detrás de las paredes; todo ello con el fin por ejemplo para detectar la presencia de artefactos explosivos. Para habilitar la información visual, el sistema cuenta con tecnología de optrónica de alto rendimiento. Un sistema automático de limpieza y lavado de los elementos optrónicos hace que sea posible mantener la plena operatividad de la cámara de reconocimiento durante una operación en curso. Esto aumenta significativamente la flexibilidad táctica del sistema.

Otros elementos centrales del KAI son su sistema generador de presión de agua y aire de hasta 400 bar, mediante los adecuados cabezales que actuaran como cincel rompedor cuando la situación lo requiera. Todo ello, facilita a la tripulación trabajar contra objetos sospechosos que no han sido claramente identificados. El marcado de dichos elementos se puede hacer digitalmente, ya sea por medio de las coordenadas exactas de GPS, o con un dispositivo óptico, con el fin de que el  experto en desactivación de explosivos pueda realizar su trabajo con los medios adecuados a cada circunstancia. Además, el brazo manipulador puede ser preparado mediante un sistema de recuperación para mover o desplazar personas en zonas de peligro (Antonio Ros Pau).              


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.