Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Un B-2 Spirit muestra la gigantesca bomba GBU-57 MOP

Un video recientemente publicado por la Fuerza Aérea estadounidense, concretamente por la Base Aérea de Whiteman muestra al bombardero furtivo B-2 Spirit lanzando dos bombas anti búnker GBU-57 Massive Ordnande Penetrator o MOP.

En el vídeo se puede ver como de la bahía interna del B-2 se lanzan dos de estas bombas diseñadas para penetrar hasta 60 metros de hormigón y detonar en el interior de instalaciones subterráneas.

Con 6 metros de largo y un peso de 30.000 libras (casi 14 toneladas) se trata de la bomba más pesada empleada por la Fuerza Aérea estadounidense, incluso mayor que la GBU-43B MOAB (Massive Ordnance Air Blast) de 11 toneladas lanzada desde los MC-130 Combat Talon II de la Fuerza Aérea estadounidense.

Se trata del arma más importante para destruir instalaciones subterráneas destinadas a la investigación o fabricación de armas de destrucción masiva como las que alberga por ejemplo Corea del Norte. Emplea guiado mediante GPS, modificándose su curso en vuelo mediante la variación de unas rejillas en lugar de las habituales alejas, de forma similar a la MOAB.

En 2011 Boeing se adjudicó un contrato de 28 millones de dólares para el suministro de dos de estas bombas y la integración de esta bomba en la bahía de carga del bombardero B-2 Spirit lo que requirió la modificación de esta, tarea que recayó en Northrop Grumman que recibió 2,5 millones por ello. Aunque parte del desarrollo de la MOP supuso el empleo de un veterano B-52, actualmente el B-2 es la única plataforma que emplea este arma. Aunque se desconoce el número de bombas disponible, tras el contrato de 2011 se ha confirmado la entrega de al menos 16 de estas bombas, que se encuentran en la misma Base Aérea Whiteman en Missouri desde donde opera el B-2. En febrero de este año Boeing se adjudicó un contrato de 21 millones de dólares para fabricar más de estas bombas, concretamente de la versión mejorada GBU-57B que incluye mejoras en su espoleta.

En el vídeo se pueden apreciar otras características particulares del B-2 como el receptáculo rotativo para la recepción de combustible con que cuenta en su fuselaje, diferente del habitual UARRSI (Universal Aerial Refuelling Receptacle System Installation) con que cuentan gran número de aeronaves estadounidenses. También hay una secuencia en la que puede observarse la formación de una nube de condensación sobre las alas del bombardero. (José Mª Navarro García)

Fotografía: Momento en el que se cierra el receptáculo dorsal de reabastecimiento (USAF)

·Momento del lanzamiento de la GBU-57 (USAF)

·El curioso efecto de condensación sobre el avión (USAF)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.