Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Aunque oficialmente dados de baja, los aviones furtivos F-117 continúan operando

El que fue el primer avión operativo de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos de categoría furtiva al radar, el Lockheed F-117 Nighthawk que fue dado de baja oficialmente en 2008, estaría todavía realizando misiones. El pasado 26 de julio se vieron dos de estos aparatos stealth despegar desde el aeródromo de Tonopah, en una inhóspita zona del suroeste del Estado de Nevada. Un radioaficionado grabó además la transcripción de los dos F-117, que volaban usando los códigos radios Night 17 y Night 19, en el marco de las maniobras militares Red Flag, que tienen a la Base Aérea norteamericana de Nellis (Nevada) como epicentro.

De los dos  F-117 Nighthawk, tras repostar en el aire de un cisterna KC-135, uno se quedó volando sobre la base aérea de Tonopah, mientras que el segundo partió rumbo al espacio aéreo cercano a la mítica Área 51. Este F-117 estableció contacto sobre esta zona de pruebas aéreas restringidas con "Ramrod" y comenzó a realizar, según las grabaciones, una serie pruebas codificadas.  

La tecnología furtiva que dio paso al F-117 fue desarrollada en la década de los setenta, alcanzando la primera unidad dotada con ellos su capacidad operativa en octubre de 1983, convirtiéndose así en la primera aeronave de tipo  furtiva a los radares enemigos en servicio. El curioso diseño de la aeronave, aunque lleva la designación de caza o F (Fighter), fue proyectado como avión de ataque especializado en suprimir objetivos de alto valor estratégico sin ser detectado. Podría transportar hasta  2.268 kg de armamento en sus bodegas de carga interna, destacando las bombas guiadas por láser GBU-27 Paveway III.

A pesar de sus exitosas misiones de combate en Panamá (1990), Guerra del Golfo (1991) y la intervención en Kosovo (1999),  y las conquistas de Afganistán (2001) e Irak (2003), su costoso mantenimiento determinó que se plantease su baja. Según el programa de la Fuerza Aérea de Estados Unidos o USAF (United States Air Force) aprobado el 28 de diciembre de 2005, se propuso la retirada de todos los F-117 antes de octubre de 2008, para poder adquirir más cazas F-22, que también son stealth.

Así, el  23 de abril de 2008 todas las unidades del F-117 que quedaban en servicio se encontraban dados de baja, siendo llevadas la mayoría al polígono de pruebas de Tonopah (Tonopah Test Range) donde fueron almacenados en hangares especialmente habilitados. Pero los rumores de que el avión seguía en vuelo continuaron durante años. A finales de 2014, el medio The Aviationist publicó fotos que mostraban a los F-117 volando cerca de Tonopah. Ya entonces se sospechaba que los aviones estaban siendo utilizados para algún tipo de pruebas, como las de ensayos de tácticas de combate para enfrentare a aviones stealth similares chinos o rusos. ​

Aquellas primeras imágenes llevaron a que Defense News preguntase a la USAF el estatus del aparato, señalando ésta que el Nighthawk estaba retirado.

Posteriormente, dos F-117 fueron vistos volando juntos sobre Nevada en julio de 2016. En noviembre de 2017, lo que parecía ser otro fue visto siendo transportado en un remolque cubierto por una lona cerca de la Base Creech en Nevada. Al día siguiente, se observó otro F-117 en vuelo al norte de la población de Rachel (Nevada), siendo perseguido por un F-16 en lo que podría haber sido una prueba de algún tipo de tecnología para detectar los aparatos stealth.

(Julio Maíz Sanz).

Foto: Un F-117 volando en las cercanías de la Base de Nellis (Nevada). Foto: USAF.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.