Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

ARV, el futuro Vehículo de Reconocimiento Avanzado para la Infantería de Marina estadounidense

Un reciente informe del Congreso de los Estados Unidos, publicado el 13 de mayo de 2021, nos ha permitido conocer más detalles sobre el programa para el Vehículo de Reconocimiento Avanzado (ARV, Advanced Reconnaissance Vehicle) que tiene en marcha la Infantería de Marina estadounidense (USMC, United States Marine Corps).

Lo que pretenden es incorporar en los próximos años un modelo de blindado de ruedas que les permita reemplazar los seis centenares de 8x8 LAV (Light Armored Vehicle) que tienen en servicio y que alcanzarán el límite de su vida útil a mediados de la próxima década. Desde 2019 se han ido perfilando algunos aspectos del ARV, entre ellos sus capacidades o detalles sobre su armamento.

Sobre este último se considera que lo óptimo de la versión más estandarizada sería una torre con un arma de 30 milímetros que, como el XM813 ya usado por el U.S.Army, pueda disparar municiones anti-personal, anti-material o anti-blindajes y hacerlo mientras la plataforma portadora está en movimiento, para así poder combatir distintos tipos de amenazas propias del campo de batalla. Como su predecesor, el actual LAV, el ARV tendría una configuración de ruedas, aunque no se descarta que pudiese tratarse de un concepto 6x6. Incluiría el potencial de transportar un pelotón de soldados hasta el punto en el que combatirían y de incluir en su carga elementos y equipos que mejorasen su potencial de lucha. Entre otros, sistemas controlados a distancia, medios de intercepción y lucha electrónica, o equipos asociados a cometidos de Mando y Control.

Sobre el ARV, señalar que debería incluir protección activa y pasiva de la más reciente generación para neutralizar lanzacohetes o misiles y que se le requiere sea capaz de impulsarse en agua por sus propios medios. También se conoce que su tamaño, morfología y peso deberían ser similares a las del LAV, pues la movilidad en su proyección con lanchas anfibias o en el caso de que se lleve a la eslinga en helicópteros de transporte pesado CH-53 se debe mantener.

Se estima, como detalle ese informe, que su empleo será dentro de los Batallones Ligeros de Reconocimiento Blindado (LAR, Light Armored Reconnaissance Battalions) y que del mismo podrían ser necesarias variantes que permitiesen configurar una familia sobre la misma plataforma; entre otras, la de Mando y Control, Comunicaciones e Informática/Sistemas Aéreos Controlados a Distancia (C4/UAS).

Se sabe que en fecha reciente se ha emitido la preceptiva oferta para que las empresas les presenten prototipos para ser sometidos a distintas pruebas de validación, lo que permitiría evolucionar, después de seleccionar dos propuestas distintas, a una fase de mejora y desarrollo (EMD, Engineering and Manufacturing Development) que permitiese tener concretado lo que buscan en 2024. Sabemos que tanto Textron como General Dynamics han presentado sus propuestas.

Se trata de un contrato muy importante que contemplará unos quinientos vehículos para equipar a 12 compañías LAR con los futuros ARV y que para su adquisición se plantea una inversión de entre 1.800 y 6.800 millones de dólares. (Octavio Díez Cámara)

Fotografía: Curiosamente, la propuesta de Textron presentada ya al USMC propugna, buscando un mejor precio, por un concepto 6x6 para reemplazar a los 8x8 actuales (Textron)


La documentación oficial del Cuerpo de Marines de los Estados Unidos incluye esta imagen del concepto de vehículo que desearían incorporar en su programa ARV. (USMC)


Varias compañías estadounidenses tienen diseños que podrían ser los seleccionados para este blindado ligero de reconocimiento.  (Lockheed Martin)


El USMC seleccionó hace unos pocos años el ACV 8x8 como su plataforma anfibia para reemplazar a los actuales AAV7, y el ARV podría ser un derivado de ese concepto. (BAE Systems)

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.