Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Armamento silenciado para el Mando de Operaciones Especiales de los Estados Unidos

El Mando de Operaciones Especiales de los Estados Unidos (USSOCOM, United States Special Operations Command), que tiene su Cuartel General en instalaciones de la Base Aérea de MacDill, Florida, ha rubricado un contrato de nada menos que cuarenta y ocho millones de dólares para obtener armamento silenciado con el que dotar a personal de sus Unidades de OE’s de la Marina, Ejército, Fuerza Aérea y Marines.

El acuerdo, que comenzará a ejecutarse con cargo al presupuesto de 2018 y se extenderá hasta el de 2023, es el resultado de unos requisitos que fueron hechos públicos en 2015 y que en 2016 se revisaron. Los mismos buscaban un complemento que modificase los fusiles de asalto tipo M4A1 estandarizados en diferentes unidades. Lo que pretendían obtener era la parte superior del cajón de mecanismos, lo que se conoce comúnmente como upper, de forma que un arma pudiese, en pocos segundos, pasar de su concepción convencional a una silenciada, requiriendo para ello sólo retirar dos pasadores y volverlos a colocar poco después; seguramente, la idea es sustituir el upper antiguo por el nuevo y dejarlo siempre colocado.

Por lo que se sabe se han valorado varias opciones por los ingenieros del Naval Special Warfare Crane (NSWC) para comprobar prestaciones y conocer, con todo lujo de detalles, lo que se proponía.

Lo que buscaban era una solución conceptual que ya integrase el elemento supresor en el arma como parte de la misma, evitando así el tener que acoplar el supresor en la boca de fuego. La configuración escogida incide en una mejora de las características térmicas para dificultar la operación de quien con ella trabaja, mejora la duración, reduce el humo tóxico que se deriva hacia la recámara y actúa de una forma mecánica más eficiente, reduciendo la posibilidad de interrupciones.

Esas cualidades las tiene una novedosa propuesta de SIG-Sauer, que ha sido la seleccionada. Se trata del conocido como SURG (Supressed Upper Receiver Group), lo que sería la parte superior del arma completa. Se fija a la parte inferior, o lower, de los fusiles M4A1 para completar la transformación Los trabajos para la fabricación se harán en la planta de Newington (New Hampshire).

El nuevo conjunto, de los que se recibirán previsiblemente varios millares, está optimizado para disparar las municiones del 5,56x45mm, aunque no se descartaría que algunos fuesen del .300 Blackout. Integra un cajón de mecanismos con un guardamano aligerado que incluye un rail en su parte superior y anclajes en toda su superficie. En el interior de este último se sitúa un cañón de sólo 6,75” fabricado de forma conjunta con un elemento supresor de titanio, de diecinueve etapas, que hace que la longitud total se mantenga lo suficientemente corta para facilitar su uso en situaciones de combate próximo (CQB, Close Quarter Battle). El conjunto cuenta con un pistón corto para favorecer el ciclo de los disparos y evitar residuos en la recámara, solución que incide muy favorablemente a la hora de poder disparar tanto municiones convencionales como las subsónicas.

(Octavio Díez Cámara)

Fotos: 

-Los supresores fijados en la boca de fuego van a ser sustituidos por un concepto más discreto, avanzado y eficaz. (DoD)

-El USSOCOM recibirá durante los próximos cinco años miles de ejemplares de este avanzado y discreto concepto. (Sig Sauer)

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.