Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Activadas las cinco grandes aeronaves remotamente tripuladas de altas capacidades RQ-4D de la OTAN

El  15 de febrero se declaró la capacidad operativa inicial de la fuerza conjunta de la OTAN equipada con los aviones remotamente tripulados de altas capacidades RQ-4D, la ceremonia ha servido para ver por primera vez juntas las cinco aeronaves que componen la flota. Es la activación inicial o Initial Operational Capability (IOC) para realizar misiones de la denominada fuerza de vigilancia terrestre  o NATO Alliance Ground Surveillance (AGS) RQ-4D Phoenix.

Esta fuerza multinacional de la OTAN, la Supreme Allied Commander Europe (SACEUR), que tiene una importante participación las Fuerzas Armadas Españolas (FAS) principalmente su Ejército del Aire, opera una flota de cinco aparatos pilotados remotamente o Remotely Piloted Aircraft Systems (RPAS) del modelo norteamericano Northrop Grumman RQ-4D Phoenix o Global Hawk, uno de los modelos más grandes del mundo, con sus 14,5 metros de largo  y casi 40 de ancho (un Eurofighter tiene 15,6 y 10,95 respectivamente). La Alianza aumenta así sustancialmente su conciencia situacional y el conocimiento de indicios y alertas de lo que está sucediendo alrededor de sus fronteras.

Este complejo sistema  operado y de propiedad de la OTAN permite a la Alianza realizar una vigilancia de grandes áreas de terreno, hablamos de un RPAS de los denominados HALE (High-Altitude Long-Endurance/gran altitud larga autonomía), que operan a distancias considerables gracias a sus más de 32 horas de autonomía y capacidad para operar en cualquier condición de meteorología, tanto de día como de noche. Usa avanzados sensores, que detectan  y rastrean continuamente objetos en movimiento y proporcionarán imágenes de radar de áreas de interés y objetos estacionarios. Esta  capacidad de tipo Intelligence, Surveillance and Reconnaissance (ISR) que genera la NATO AGS RQ-4D Phoenix estará a disposición de los 30 aliados de la OTAN.

En 2009, la OTAN anunció que esperaba obtener una flota de ocho RQ-4D equipada con sistemas de radar MP-RTIP. La OTAN había presupuestado 1.400 millones de dólares para el proyecto y se firmó una carta de intención. En mayo de 2012 se firmó un contrato por cinco de los citados  Global Hawk del avanzado Bloque 40. El primer RQ-4D llegó a la base aérea de Sigonella, Sicilia (Italia) el 21 de noviembre de 2019 y en noviembre de 2020 llegó el último avión. Ahora gracias a la declaración de IOC, también hemos podido ver los cinco aparatos juntos. (Julio Maíz Sanz)

Fotografia: La flota de y el personal de la NATO AGS RQ-4D “Phoenix”. (foto OTAN)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.