¿Desea recibir notificaciones de www.defensa.com?
X
Jueves, 23 de mayo de 2024 Iniciar Sesión Suscríbase

El asesor de defensa, ¿abrepuertas, conseguidor, facilitador?

Participo en muchos eventos de la industria de defensa relacionados obviamente con mi cargo, Asesor de Defensa, hablo con empresarios de la industria de defensa, con personas del staff de esas empresas relacionados con las direcciones técnicas, con las divisiones y diferentes departamentos que lo componen, y son ellos los que me han animado a escribir sobre este tema y hacerlo público.

El Asesor de Defensa ha adquirido en los últimos años una importancia alta y de una gran utilidad para las empresas, y no solo como muchos pueden pensar de “abrepuertas”, “conseguidores” o “facilitadores” con los organismos de la Defensa, sino en muchas cuestiones y aspectos que me gustaría resaltar dándole a las empresas un valor añadido.

Lógicamente y diría que obviamente, nuestras funciones van más allá, responsabilidades más tangibles para la empresa que un mero “introductor de embajadores”, algo bastante más importante y funcional, se nos pide asesoramiento institucional, asesoramiento funcional relativo a los procedimientos específicos de la defensa, asesoramiento en desarrollo de negocio con la defensa y específicamente, con la industria de defensa.

Es por ello que considero oportuno, si no en algunos casos esencial, que la industria de defensa en general cuente con asesores de defensa tal como aquí quiero comentar y explicar y no es cuestión de promover la contratación de este personal especializado ni hacer propaganda sobre ello.

Cada empresa es diferente y sus direcciones también, en unos casos es necesario, en otras conveniente y en otras no se necesitan, pero cuando se está integrado en la industria de defensa, en la mayoría de los casos es conveniente, y como intento explicar aquí, el asesor que yo defiendo va más allá del “abrepuertas”, del “introductor de embajadores”.

El perfil del asesor

El perfil esencial de un asesor de defensa debe ser: tener un conocimiento profundo  de la política de defensa, específicamente de la estrategia para la industria de defensa, de la base tecnológica e industrial de la defensa y de la normativa asociada; debe de tener un conocimiento detallado de la organización de la defensa tanto nacional como OTAN y UE; debe de conocer las organizaciones y responsabilidades en gestión y estrategia en armamento y material.

Debe de tener experiencia y conocimiento en los procesos de planeamiento de recursos y de obtención de capacidades nacional y OTAN/UE; debe de conocer la industria de defensa en general y específicamente la relacionada con su sector; debe de tener conocimientos sobre los procesos de contratación público, privado, OTAN y UE y las regulaciones inherentes; y debe de  tener una experiencia contrastada en relación con la comunicación, las relaciones institucionales con reconocidas habilidades en el mundo de las relaciones sociales, protocolarias y públicas.

Evidentemente todo esto es experiencia senior, un conjunto de habilidades y conocimientos que se adquieren con los años y la formación. Conocimiento y habilidades que tienen muchos de los oficiales de las Fuerzas Armadas en su nivel superior, que junto a características propias del militar como son el liderazgo, la disciplina, el compañerismo, la lealtad, etc., le dan un valor añadido. Características que, si son absolutamente obligatorias y necesarias en lo militar, desde mi punto de vista son también muy recomendables en lo civil.

Expongo mi caso pues pudiera ser paradigmático, llevo ya algo más de ocho años ejerciendo este cargo para seis diferentes empresas relacionadas con la industria de defensa, cargos que he desempeñado ya en la última fase de mi vida en activo, en la reserva o ya retirado.

Asesorando en defensa a una PYME que procedía de una "spin off" de una universidad dedicada a fotónica aplicada a sensores electromagnéticos activos y pasivos y aplicaciones fotónicas aplicadas a las tecnologías aeroespaciales. Obviamente en este caso, primó mi perfil de experto en Inteligencia de Señales (Signal Intellicence o SIGINT) y Guerra Electrónica (Electronic Warfare o EW).

Posteriormente, asesorando a una "midcap" dedicada a armamento y optrónica que lo diseñaba y fabricaba. En este caso contó mi conocimiento sobre lo indicado en el perfil que he indicado anteriormente, donde fui captado directamente por la dirección de la empresa interesada en mis servicios. En esta empresa primó más mi condición naval de marino de guerra y mis conocimientos sobre OTAN/UE.

Más adelante llevando a cabo un triple asesoramiento en una PYME dedicada a ingeniería naval especializada en detalle y producción, y, en ingeniería de sistemas, ILS, software y simulación, y a otra PYME creada de una “spin-off” socia de la primera que desarrolla ingeniería, robótica, automatismos y digitalización, y a través de esta última, a una empresa dedicada a intralogística y almacenamiento inteligente.

Y finalmente colaboro con una empresa que representa en España los intereses de una “prime” multinacional que quiere introducir en nuestro país sus sistemas navales.

En fin, una diferente panoplia de actividades aplicables al mundo de la defensa, pero también al civil. Como también sucede con la ingeniería dual donde lo de defensa es aplicable a lo civil y lo civil es aplicable a defensa, y donde también, en muchos casos, es aplicable el asesoramiento en defensa.

Ahora con mi experiencia, otras empresas se han interesado en mis servicios que pudieran ser útiles y aplicables a sus estrategias, lo que reafirma la utilidad/necesidad de un asesor de defensa que a su vez pudiera estar especializado en un área específica.

En definitiva, es el fundamento de este artículo, creo de verdad, no por oportunidad, ni tampoco por cuestiones económicas siempre importantes, ni en defensa ni propaganda de un sector al que pertenezco, que la figura del Asesor de Defensa bien definida y no como abrepuertas, conseguidor o facilitador, es conveniente y necesaria en la industria de defensa, como ya lo es en países donde la industria de defensa es de un gran potencial como son Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Alemania, Italia, Canadá, Brasil, Japón, etc. (Francisco de Paula Romero Garat, Asesor de Defensa)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.