Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

El uso de la población civil como herramienta de guerra o en conflictos

España, en los años 75, y en una situación de debilidad política, vivió militarmente los efectos de la meditada utilización de una columna civil sobre su territorio nacional. Marruecos auxiliada por USA y otras potencias europeas, agresión que contraviniendo los mandatos de la ONU de descolonización y tutela encomendados al Reino de España sobre el Sahara Español consiguieron para el Reino de Marruecos y socios las minas de fosfatos, petróleo y gas que se encontraban entonces en ese territorio todavía español.

Esta acción de uso de población civil dirigida, alentada  desde Marruecos se denomino la “MARCHA VERDE”. El entonces rey sultán de Marruecos; Hasán II instó al pueblo marroquí a realizar una marcha «pacífica» de participantes mayores de 18 años y desarmados, para ocupar los territorios del Sahara español y forzar al Gobierno español a que retirase sus tropas de la región. A las columnas de civiles que marchaban hacia el sur vía Tarfaya se unieron también 25 000 soldados de las Fuerzas Armadas Reales Marroquí que se dirigían a la provincia española por el este, y que evidentemente no eran una amenaza efectiva para el ejército español de la época. España siguiendo el manual operativo de defensa desplego un eficaz y potente operativo, con sus unidades de elite paracaidistas y legionarios, artillería, etc. con las limitaciones que USA impone al uso de su armamento en leasing o donación.

Pero como podía oponerse un ejército “normal” europeo de la época,  perfectamente pertrechado y motivado, con una moral alta y muy eficaz,  frente a una enorme masa de población civil desarmada, motivada y que adoctrinada avanzaba hacia el territorio Sahara Español, pertrechada y auxiliada por organizaciones de apariencia civil y con los medios de comunicación internacionales anglosajones y europeos (recordemos la Guerra de Malvinas y el uso de la comunicación/agencias prensa por los anglos) apoyando esta denominada “Marcha verde”.  El joven y prometedor país fue ocupado por Marruecos y España abandonó bajo enormes presiones el mandato de Naciones Unidas.

Últimamente se están produciendo y reproduciendo experimentos de uso militar de la población civil para resolver conflictos o provocarlos, y la incapacidad de un ejército tradicional de solucionarlos convencionalmente o dar una respuesta eficaz o adecuada.

Recientemente en Europa y desde la militarizada Turquía,  cuando la república otomana fue consciente de que no podría ingresar en la Unión Europea y que no podría obtener más ventajas económicas y militares, unido a su peculiar situación interna (intento de golpe reciente) , su papel en Siria y con los Kurdos; se abrió con meditado conteo la espita a los millones de migrantes embalsados en campos de refugiados financiados y sostenidos por la Unión Europea y se condujeron direccionando a las columnas de refugiados al corazón de Europa en una de las mayores crisis migratorias, totalmente construida y artificial, pues el objetivo de los refugiados era Alemania, y especialmente Gran Bretaña.

   Estas columnas de población civil, de refugiados dirigidos, auténticos torpedos a la línea de flotación del frágil y aparente mercado Unido Europeo; iban a provocar  diferentes situaciones, que aún perduran en al actualidad: (1) Crisis interna Europea política de fronteras y policial,(2) Crisis de política exterior, (3)  Crisis del Brexit y salida de Gran Bretaña (recordemos el papel de los refugiados en la política interna británica y sus elecciones). (4) enquistamiento artificial en la actualidad de su uso militar/conflicto – bélico de la población civil - en el Mediterráneo -  en los campos de refugiados en  Libia en el mediterráneo y su descarado uso, como cortina de humo para ocultar el saqueo de Libia. (Por cierto Libia está recibiendo en la actualidad mercenarios turcos y auxilio militar turco, aparte de la unidades contratadas de otras potencias en el grosero reparto del petróleo de la zona Libia. Siendo la cortina de humo la población civil y refugiados en el Mediterráneo.)

Recientemente en América, en la crisis de Venezuela con sus diferentes fronteras, y especialmente con la más activa de Colombia se produjo una situación de inteligente uso militar de la población civil, por parte del directorio militar de Venezuela, la acción consistió como vio el mundo, en los medios y retransmitido eficaz y voluntaristamente por TV y medios, en lanzar sobre la pro activa Colombia y a través de determinados puestos fronterizos a la población civil retenida, para tal fin, embalsada con ese objetivo, desde la parte   venezolana y que quería huir de Venezuela, soltando esa corriente humana colapsando las comunicaciones y vías, mas  instalaciones militares colombianas, los almacenes, campamentos, carreteras y los convoyes en preparación o líneas de apoyo o  suministro previstas, de entrada en el país venezolano. Recordemos que Colombia tenía preparado un operativo con USA y otras naciones de auxilio y entrada en Venezuela, y que fue desbordado por la eficaz maniobra de soltarles encima la población civil descontrolada que les llovió desde Venezuela. En sentido contrario, en Venezuela, la calle es controlada por el régimen y su población,  pues el medido uso policial o de milicias policiales o parapoliciales, sin el ejército regular, ha podido con dificultades contrarrestar los voluntaristas y desangelados intentos de la oposición venezolana inexperta y mal dirigida en el uso de la herramienta población activa.

 Recientemente se han producido conatos de columnas de ataque publicitario y político,  uso civil de columnas de refugiados, que se han producido desde Centro América (países amigos de Venezuela) y a través del largo y diluyente territorio de Méjico sobre USA, con las financiadas columnas de  civiles centro-americanos con intenciones políticas, militares sobre USA – Trump. Que dada la largura en tiempo y kilómetros del trayecto, mas las presiones, han diluido las mismas. Pero su uso militar, diseño y configuración era el mismo, incluso su financiación siempre con ONGs especializadas en este tipo de ataques.

Iguales ejemplos podemos encontrar en Asia muy recientemente, mas como experimentos de un nuevo tipo de movimiento estratégico.

Este nuevo tipo de amenazas requieren un análisis militar y desbordan el ámbito policial, pues su interesado uso: (a) inmoviliza y colapsa a las unidades militares tradicionales, y (b) a sus mandos ejecutivos y políticos. Sirva esta reflexión para su análisis y estudio más detallado.

Autor: Vicente Parra y Llinares, es abogado en ejercicio desde 1984. (Licenciado en Derecho: Especialidad Derecho de la Empresa, universidad literaria de Valencia). Miembro del Ilustre Colegio de Abogados de Valencia, ha sido durante varios años Secretario Sustituto de Sala de la Excma. Audiencia Territorial de Valencia (actualmente Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana), Salas Civiles y Penales, Abogado Municipal de varias poblaciones valencianas, profesor de derecho constitucional y administrativos de distintos centros académicos para oposiciones a la administración española. Posee distintos diplomas de Marketing, Comunicación, Seguros, Responsabilidad Civil, Estrategia, Oratoria, etc. Habla español y se defiende en francés.

Ha compaginado siempre la actividad jurídica y judicial con conferencias, artículos en prensa escrita semanal (ABC, y otros medios latinos) y radiofónica, con programas propios de Radio, (Intervalencia 97.7 FM), diseñador y director de seminarios y cursos para Abogados y profesionales de empresa dentro de la esfera jurídica, desde Cursos de Oratoria, Propiedad Intelectual, Oratoria para el Jurado, Gestión de Riesgos, Seguridad, Seminarios de Periciales, Seminarios Militares de estrategia empresarial, tanto para estudiantes universitarios y profesionales. Sin dejar el ejercicio ha sido Relaciones Externas de un importante grupo nacional financiero asegurador (CIA,s de Seguros, Banca, Leasing, Naviera y Editoriales), coordinando acciones del grupo empresarial con Cajas de Ahorros, Rurales y secciones de Crédito de Cooperativas. Ha compaginado y compagina ser Presidente y secretario de diferentes Asociaciones culturales.

Tiene publicados cuentos y novelas, artículos técnicos, divulgativos jurídicos, guiones de programas  de TV y concursos.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.