Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

El proyecto de robótica ADE realiza las pruebas finales de campo

Tras casi dos años de trabajo, y debido a las restricciones de viaje debidas al COVID-19 que impidieron viajar a Fuerteventura como inicialmente estaba previsto, entre el 15 de marzo y el 16 de abril de 2021, han tenido lugar en Bremen, Alemania, las pruebas finales del proyecto de robótica espacial ADE (Autonomous DEcision Making in very long traverses).

ADE se enmarca en el programa SRC (Strategic Robotic Cluster) en tecnologías robóticas espaciales, coordinado por el proyecto PERASPERA, en el marco del programa Horizonte 2020. Y su objetivo es desarrollar y probar un sistema robótico móvil capaz de obtener datos científicos de forma oportunista y realizar desplazamientos autónomos de larga distancia.

Coordinado por GMV y junto a trece socios de toda Europa*, el proyecto ADE está dedicado a la toma de decisiones autónomas de medios robóticos, destinado específicamente a misiones planetarias de robots de superficie en travesías muy largas en entornos desconocidos. ADE se ha desarrollado basándose en las tecnologías de la anterior fase del SRC y en particular en el sistema de autonomía ERGO (European Robotics Goal-Oriented Autonomous Controller) desarrollado bajo el liderazgo de GMV en la primera fase del programa SRC.

La plataforma robótica empleada para probar sobre el terreno la tecnología desarrollada en el proyecto ha sido el rover SherpaTT, desarrollado y proporcionado por el Centro de Innovación Robótica del Centro Alemán de Investigación en Inteligencia Artificial (DFKI). SherpaTT es un veterano del desierto que ya realizó con éxito misiones espaciales simuladas en el desierto de Utah (EE. UU.) en 2016 y en Marruecos en 2018 en el proyecto liderado por GMV, ERGO.

Las pruebas preliminares de ADE se desarrollaron de noviembre de 2020 a febrero de 2021 en un terrario interior de 7mx7m en las instalaciones de DFKI en Bremen, con el fin de validar la mayoría de los sistemas de abordo: localización, percepción, guiado, manipulación del brazo robótico en movimiento, FDIR (sistema de detección, aislamiento y reconfiguración de fallos), planificación dinámica y agente de ciencia. Tras los resultados satisfactorios, ADE ha realizado las pruebas de exploración planetaria finales en un terreno específicamente adaptado para las mismas y en el que se han introducido diversos obstáculos y arena compactada.

Durante cinco semanas se ha puesto a prueba la tecnología robótica desarrollada probándose la autonomía en la navegación usando las cámaras para la percepción y la localización, las operaciones con el brazo robótico para recogida/depósito de muestras, la planificación automática de la misión basada en objetivos (desplazarse a un punto, llevar una muestra de un punto a otro, desplazarse a un punto para tomar imágenes), y la posibilidad de realizar ciencia oportunista.

Los resultados de los test de ADE han sido satisfactorios, logrando que el rover SherpaTT realizara con éxito una larga y totalmente autónoma travesía de cerca de 500m en un tiempo record de menos de tres horas. El sistema incorpora todos los componentes tecnológicos desarrollados en la fase anterior del SRC.

Según Jorge Ocón, responsable de la sección de autonomía a bordo dentro de la unidad de negocio de Segmento espacial y robótica de GMV y jefe de proyecto de ADE: «estas pruebas han sido clave para validar estas aplicaciones robóticas. Además de sentar las futuras necesidades en exploración y explotación espacial, también demuestran su aplicabilidad en otros escenarios de robótica en tierra».

El acontecimiento, coordinado en remoto por GMV y con la participación de los trece socios, resultó todo un éxito y fue seguido por miembros del PSA (Programme Support Activity) de Horizonte 2020, de la Comisión Europea y miembros del consorcio. DFKI, como proveedor de la plataforma robótica, se encargó de su puesta en marcha y el control local de la misma.

La tecnología desarrollada en ADE está diseñada para satisfacer las necesidades de los futuros vehículos de exploración espacial. Su sistema de autonomía orientado por objetivos apto para su aplicación a distintos robots espaciales también tiene aplicación terrestre en robots que operen en entornos difíciles, es decir, nucleares, rescate, de petróleo y gas, etc.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.