Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Proyecto Icarus: Leonardo lidera la obtención de un sistema de autodefensa para los vehículos de combate británicos

Un variopinto grupo industrial británico se ha unido a Leonardo para desarrollar novedosas tecnologías que puedan usarse para dar protección a los vehículos de combate de las Fuerzas Armadas de Gran Bretaña. Se trata de una voluntad que pretende llevar hacia adelante lo que se conoce como Proyecto Icarus, un equipamiento modular que podrá ser instalado tanto en carros de combate como en vehículos blindados de distinto tipo.

Integrará sensores de protección activa y distintas tecnologías de contramedidas para intentar interrumpir el vuelo de los misiles atacantes y hacer que, físicamente, no consigan su objetivo. Icarus está liderado por el Laboratorio de Ciencia y Tecnología de Defensa (DSTL) y del mismo se ha llevado a cabo una fase inicial que, con la designación de MIPS -siglas que identifican a Sistema de Protección Integrada Modular-, se lanzó hace poco como respuesta a las amenazas que pueden encontrarse las Fuerzas Armadas británicas en sus despliegues en diferentes campos de batalla; en su actual evolución, se incluirá su potencial para hacer frente a drones y a amenazas especializadas en cometidos ISTAR (Intelligence Surveillance Target Acquisition and Reconnaissance).

Con ese objetivo final se ha contratado a Leonardo que se encargará de liderar a diferentes aportaciones británicas de compañías como Abstract Solutions, CGI, Frazer-Nash, Lockheed Martin UK, RBSL, Roke o Ultra Electronics. Buscan obtener un nuevo enfoque en lo que son sistemas de protección de alta tecnología. Lo van a intentar combinando capas de tecnologías de protección electrónica y también física, formando, según pretenden, un escudo defensivo formidable difícil de atravesar.

La demostración de la arquitectura MIPS ha sido clave en la evolución del Proyecto Icarus y ha servido como punto de inflexión dentro del programa de demostración de tecnologías del DSTL que busca dar solución a la creciente amenaza que suponen las modernas granadas propulsadas por cohete o las armas anticarro tipo ATGW. Ya se han completado pruebas, como las que tuvieron lugar en las instalaciones de Shoeburyness (Essex) el pasado julio, en las que se han disparado armas contra el MPIS. Este último, integrando sensores y contramedidas de origen militar y comercial, respondió según lo esperado a los requisitos de detección, control y reacción, y lo hizo de manera adecuada y en un tiempo especialmente corto.

La combinación Icarus/MIPS se basa en sistemas abiertos y principios impulsados por modelos matemáticos que están sirviendo para materializar unas estructura modular que pueda instalarse en vehículos para garantizar su protección, un esfuerzo que busca conseguir la independencia operativa de Reino Unido. En esa línea de trabajo, y contando que se buscará evolucionar y certificar a los diferentes desarrollos, se sigue una hora de ruta liderada por el Ministerio de Defensa británico de forma que se maduren los desarrollos para que pronto puedan entrar en servicio operativo.  (Octavio Díez Cámara)

Fotografía: Los británicos avanzan en el objetivo de conseguir un sistema de autodefensa para vehículos que les de independencia en este segmento de producto. (Leonardo)  

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.